Enviar
Hasta $4 mil millones emitiría en extranjero el Gobierno
Endeudamiento plan B

Bajarían intereses de créditos con medida

Ante el fracaso de establecer nuevos impuestos, el Gobierno opta por endeudarse como parte del plan “B”.
El Estado tendrá autorización para emitir bonos externos hasta por $4 mil millones en los próximos años, dado que hay consenso en el Congreso para dar el aval.
La medida quitaría presión porque la colocación de deuda es a nivel interno lo que genera un aumento de las tasas de interés.
Por cierto que la decisión de salir al extranjero a captar dinero es una medida urgente debido a que el plan fiscal naufragó.
El país tiene opciones atractivas para captar dinero afuera porque posee una calificación de riesgo atractiva, en los mercados externos.
Además porque ese endeudamiento sería más barato.
El Gobierno da casi un 10% de rendimiento por los bonos en colones a un año plazo, mientras que en dólares es del 5%.
Sin embargo, los títulos de Estados Unidos en las mismas circunstancias pagan menos de un 1%.
Hasta enero pasado, el endeudamiento del Gobierno central era equivalente al 28% de la producción, o sea casi $13 mil millones.
De esta cantidad de dinero, la deuda externa es casi $1.800 millones.
El Ministerio de Hacienda dejó de emitir bonos en el extranjero porque no contaba con permiso de la Asamblea Legislativa.
Sin embargo, esto cambiaría debido a que hay consenso entre los diputados para dar, antes del 1° de mayo, el aval para los nuevos bonos.
Los legisladores autorizan a Hacienda a captar hasta $4 mil millones en los próximos años, para aliviar la delicada situación fiscal.
Sin embargo, tendrá el límite de que solo podrá ofrecer títulos por un valor de $1 mil millones al año.
En principio, la solicitud del Ejecutivo era de $2 mil millones.
Los congresistas aumentaron el monto debido a que la necesidad de dinero del Gobierno crece a un ritmo mayor que sus ingresos.
Entre el permiso se incluye la posibilidad de vender, canjear o renegociar títulos valores y así equilibrar las finanzas públicas.
“Nos permite diversificar las fuentes de fondeo. Estamos sembrando para que las futuras generaciones puedan obtener financiamiento a costos razonables”, dijo Luis Liberman, vicepresidente de la República.
La posibilidad de vender bonos en el extranjero será un alivio para la economía local.
Hacienda aumentó la captación de recursos, desde el último trimestre de 2011, lo cual ha provocado un incremento en los intereses, afectando a las familias y empresas.
Para este año, Hacienda deberá vender bonos por un equivalente a más de $1.700 millones para poder financiar su actividad.

Oscar Rodríguez
Natasha Cambronero
[email protected]
[email protected]


Ver comentarios