Encuentre su vocación
Enviar

Empezar una carrera universitaria es una decisión muy importante, ya sea para un estudiante que viene finalizando el bachillerato o bien, para alguien que después de terminar otros estudios busca seguir aprendiendo y expandiendo su conocimiento.

Si la persona no tiene claro lo que quiere, las opciones a elegir o no sabe cómo tomar una decisión, es necesario que busque acompañamiento en un profesional en orientación, para que la guíe en este proceso.

“Un proceso de orientación vocacional consiste en el desarrollo de herramientas en orientación que incluye una entrevista, la ejecución de herramientas exploratorias (cuestionario de intereses y aptitudes, de valores ocupacionales, familiares, entre otros), el acceso a información de carreras ordenadamente y un cierre que reúna el resultado del proceso. Puede llevar hasta un mes, todo depende de las características de la persona que se atiende”, mencionó Floribeth Amador, profesional en orientación vocacional.

Una prueba vocacional es una herramienta que busca identificar potencialidades de la persona para luego cruzarlas con la oferta académica existente de una manera objetiva e imparcial. Las opciones suelen estar categorizadas en distintos grupos respecto a intereses, capacidades y aspiraciones del estudiante.

Ayuda adecuada
Se recomienda no dejarse llevar por opiniones de familiares o amigos, sino que lo mejor es que el estudiante se cerciore por sí mismo si la carrera a elegir es la adecuada para su desarrollo profesional. Además, debe verificar que la información existente sobre la misma esté actualizada, ya que los planes de estudio y procedimientos de ingreso pueden variar de un año a otro.

Las pruebas vocacionales dan un perfil general de acuerdo con la información que la persona ofrece. Por eso es de suma importancia que se realicen pruebas oficiales de instituciones académicas o al menos sean respaldadas, con el fin de evitar confusiones que a largo plazo puedan afectar el desempeño académico.

Las mismas universidades tienen oficinas de vida estudiantil, donde se brinda apoyo al futuro universitario en este proceso, siempre garantizando la calidad y basándose en las aptitudes reconocidas de cada persona.

Encontrar la vocación contribuye con su realización personal y profesional