En The Pie Factory la calidad es primero
Ahron Amaya, su esposa Aixa Guevara y su hija Cristina Martén forman este negocio familiar.Esteban Monge/La República
Enviar

En The Pie Factory la calidad es primero

El establecimiento ofrece 15 tipos de pies dulces y 11 salados, todos elaborados con productos frescos para mantener el estilo casero

El buen sabor y la calidad es lo primordial en cada producto que The Pie Factory comparte con sus clientes. Este negocio especializado en este tipo de producto comenzó su aventura en 2010, y desde entonces complace paladares que llegan buscando algo nuevo o recordar un sabor familiar.
En su local en Plaza Carolina ofrece 26 variedades distintas de esta comida (11 salados y 15 dulces), además de sabores de temporada y creaciones para fechas especiales.

201503262304530.m22.jpg
Detrás de la idea está Aixa Guevara, su hija Cristina Martén y su esposo Ahron Amaya. Esta familia combinó la pasión que siente por estas recetas con una oportunidad de negocio en tiempos de crisis.
En 2009 Martén perdió su trabajo como arquitecta, como consecuencia de la crisis económica que afrontaba el mundo. Juntos decidieron invertir todo lo que tenían y así surgió The Pie Factory.
“Por años en nuestra familia la queja era no encontrar en Costa Rica lugares especializados en pies. Mi mamá aprendió estas recetas durante los años que vivió en Estados Unidos”, añadió Martén.
En la oferta del restaurante hay distintos tipos de estos productos: estilo lattice, deep-dish, pot y quiche, entre otros.
Si el objetivo es dar los primeros pasos en su carta, existen tres opciones necesarias de probar. El primero es el chicken pie, se elabora con una pasta sablée (de sabor suave y crujiente) con relleno de pechuga de pollo, vegetales y queso cheddar.
Cuando se le da el primer mordisco, algo que resalta es que su relleno es bastante cremoso y eso aporta texturas y en especial mucho sabor en la boca. Para el almuerzo se acompaña de ensalada.
Los fines de semana se realiza una versión especial llamada pot pie chicken; este se elabora en un tazón o cazuela individual y lleva un toque de vino tinto en su interior. Una limonada recién elaborada o un café son las bebidas ideales, según los expertos, para cualquiera de estos dos productos.
En el campo de los pies dulces hay dos tipos: los que se sirven calientes con helado y los fríos.
El wild berry pie es una alternativa a la medida para los aficionados a las frutas. Por fuera, está la tradicional pasta sablée y en el interior una mezcla de auténticos arándanos azules frescos y fresas.
El helado de vainilla que lleva en su parte superior crea un atractivo contraste de temperatura y sabores dulces.
“Nuestra filosofía es nunca usar productos premezclados o enlatados. Si decimos que lleva arándanos azules son naturales, nada de jaleas. Son productos frescos y en ocasiones cada pie lleva en su interior hasta 1.100 gramos de fruta”, explicó Amaya.
La otra opción dulce es el clásico key lime pie. Guevara y su hija afirmaron que se apegaron a la receta original a la hora de elaborarlo. La base se realiza con galletas hechas en el lugar, una mezcla de leche condensada, limón mesino y crema batida.
Es el pie dulce más vendido en el lugar, y al probarlo es sencillo entender por qué.
Para quienes ya conocen el lugar y buscan algo distinto, The Pie Factory tiene su nuevo producto Big Mamma Chocolate Pie. Este emplea una base de queque, crema de dulce de leche y ganache de chocolate, una dulce tentación.

Ver comentarios