En riesgo superpuerto brasileño
Enviar
En riesgo superpuerto brasileño

El multimillonario Eike Batista tiene problemas para alcanzar su objetivo de atraer $40 mil millones a un complejo portuario industrial en Río de Janeiro, luego de que Nissan Motor se retiró, Anglo American Plc postergó un proyecto y no se logró llegar a un acuerdo en las conversaciones con Ternium SA.
El 30 de septiembre caducó un acuerdo preliminar entre Ternium, la compañía siderúrgica que controla de forma indirecta la familia del multimillonario Paolo Rocca, y la división de logística LLX Logística SA de Batista para la construcción de una planta en el proyecto del superpuerto de Açu.
Nissan optó por instalar su división de $1.400 millones en otro lugar del estado de Río, mientras que Anglo postergó un año el inicio de su proyecto Minas-Río, que comprende completar una terminal de mineral de hierro en el puerto.

El proyecto portuario de Açu es la pieza central del plan de Batista de integrar su imperio de petróleo y materias primas y abordar la demanda china de productos primarios desde Brasil.
“¿Quién va a concretar un proyecto como ese en estos días cuando hay excedente de oferta de acero?” dijo Pedro Galdi, estratega jefe de la firma SLW Corretora, por teléfono desde Sao Paulo al hacer referencia a la propuesta de proyecto siderúrgico de Ternium. “Nadie querrá instalar una planta para luego quedarse con un elefante blanco”, indicó.
Las negociaciones con Ternium se encuentran en una etapa “avanzada” y que se han firmado unos 70 memorandos de entendimiento con compañías interesadas en instalar divisiones o trasladar carga a través del superpuerto de Açu.
EBX Group Co., el holding de la mayor parte de los activos de Batista.
Batista, el hombre más rico de Brasil, dijo el 14 de marzo de 2011 en una entrevista en Nueva York que Açu se convertirá en el mayor puerto de las Américas y que tendrá capacidad para manejar 350 millones de toneladas por año de mineral de hierro, petróleo, acero y otros productos. Batista contaba con que compañías como Ternium, que tiene sede en Luxemburgo, y Nissan, de Yokohama, Japón, instalaran plantas en Açu para transformar el mineral de hierro y otras materias primas en acero, autos y productos electrónicos que se despacharían luego desde el puerto.
Ternium y Tenaris SA, que están bajo el control del Grupo Techint de la familia Rocca, acordaron el año pasado pagar alrededor de 5.000 millones de reales $2.500 millones por una participación que les permitiera incorporarse al grupo que controla Usinas Siderúrgicas de Minas Gerais SA, conocida como Usiminas, la segunda mayor compañía siderúrgica de Brasil por producción.

Bloomberg

Ver comentarios