Enviar
En Italia repitió el 0-7

El resultado de 0-7 con que el Udinese se impuso ayer al Palermo, en partido de la Serie A italiana de fútbol, es la segunda vez que se da en la historia del máximo campeonato liguero transalpino, si bien no es la victoria más abultada a domicilio.
Hasta ahora, la única oportunidad en que se registró un 0-7 en partido de la máxima categoría italiana fue en el Pro Patria-Juventus Turín, el 10 de setiembre de 1950, en la primera jornada.
Cincuenta años y cinco meses después, el 0-7 del Udinese en Palermo llevó las firmas del chileno Alexis Sánchez (m.18, 28, 42, 48) y del italiano Antonio Di Natale (m.10, 41 y 60 -penalti-).
Se trata, además, de la primera vez que un equipo marca siete goles a domicilio desde que en la liga italiana se adoptara el sistema de conceder tres puntos por victoria.
Sin embargo, el 0-7 no es el récord absoluto de máxima diferencia de goles conseguida por un equipo a domicilio. Se han registrado dos victorias por 0-8.
La primera vez que un equipo ganó por 0-8 fue en el partido Venecia-Padova, en noviembre de 1949. El segundo 0-8 se produjo en junio de 1955, en el Génova-Milán.
En la historia de la máxima categoría, la mayor diferencia de goles se registró en un Torino-Alessandria que terminó con un contundente 10-0. Fue en mayo de 1948. Era el denominado "Gran Torino", un equipo casi imbatible en aquella época.
El mayor número de goles registrado en un partido de la liga italiana data, en cambio, del Milán-Atalanta (9-3) de la tercera jornada del campeonato 1971-72.

Roma
EFE

Ver comentarios