Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


En duda austeridad de Reino Unido

Bloomberg | Viernes 22 marzo, 2013

El Ministro de economía George Osborne había predicho que la economía británica crecería en 2011 y 2012 cerca de un 5%. AFP/La República


Los bonos del Reino Unido son los que peor desempeño tienen este año.


En duda austeridad de Reino Unido

La libra está soportando el peso de una pérdida de confianza en las políticas económicas del primer ministro del Reino Unido, David Cameron.
La esterlina se debilitó más del 7% contra el dólar este año. En la semana previa al 16 de septiembre de 1992, cuando el inversor George Soros ganó $1.000 millones contribuyendo a expulsar la libra del sistema cambiario que precedió al euro, la libra esterlina cayó 9,5%.
El Miércoles Negro, como pasó a ser conocida esa jornada, dañó la reputación de los Conservadores en materia de idoneidad económica.
Economistas e inversores dicen que el actual gobierno encabezado por los Tories enfrenta un juicio similar a menos que haga marchar la economía. Los bonos del Reino Unido son los que peor desempeño tienen este año.
El ministro de Economía George Osborne presentó su presupuesto anual al Parlamento en medio de las exigencias del Partido Laborista de la oposición y de sus propios colegas del Gabinete de que estimule una economía que corre el riesgo de caer en una tercera recesión en cinco años.
Gran Bretaña ha recuperado sólo la mitad de la producción perdida en 2008-2009, y el país sacrificó su calificación crediticia máxima en Moody’s Investors Service el 22 de febrero. En los Estados Unidos, la producción ha vuelto a su punto máximo previo a la recesión y la recuperación está ganando impulso.
“La política del ministro está en bancarrota –tendrá que enfrentarlo”, dijo en una entrevista telefónica el 14 de marzo Robert Skidelsky, miembro de la cámara alta del Parlamento sin afiliación partidaria y biógrafo de John Maynard Keynes. “La economía no está creciendo, la libra continuará cayendo y perderemos más calificaciones crediticias”.
Cuando Cameron y Osborne asumieron en mayo de 2010, predijeron que la economía crecería más de 5% en los dos años siguientes, que un déficit fiscal equivalente al 11% del producto interno bruto bajaría al 2% para abril de 2015 y que el Reino Unido mantendría su calificación máxima.
La producción creció, en cambio, 1,1%, el déficit se mantiene todavía en 8% del PIB y los analistas dicen que Fitch Ratings y Standard Poor’s seguirán a Moody’s y rebajarán el puntaje crediticio de Gran Bretaña después de conocer el presupuesto en el día de la fecha.

Bloomberg