Enviar
En “Colombiana”, Zoe Saldana vuelve como heroína femenina

Zoe Saldana lleva todo el peso protagónico en una de latinos, tiroteos y sed de venganza: “Colombiana”, que verá la luz en Estados Unidos el 26 de este mes.
Además de las secuelas y las tres dimensiones, las latinas venden mucho en Hollywood, y si no que se lo digan a Sofía Vergara.
Saldana también ha tenido sus momentos de gloria, especialmente después del supertaquillazo de “Avatar”, en la que interpretó el papel de Navi. Aunque su rostro como tal no figura, sí son suyos los gestos y los movimientos.
Quizá por eso es cabeza de cartel en esta cinta de acción con sabor francés en la dirección, de la mano de Olivier Megaton, y con el libreto de otro viejo conocido de la taquilla internacional, Luc Besson, director de “El profesional” o “Nikita”.
En el tráiler se menciona que es de los creadores de “El profesional”, redonda cinta de acción de 1992 que marcó para siempre las carreras de una jovencísima Natalie Portman, el temible y versátil Gary Oldman y el galo Jean Reno.
En esta, mucho más americanizada pese a estar ambientada en parte en Bogotá, la cuestión discurre por los mismos derroteros, muchas escenas de acción complejas y otras tantas de Saldana contra el mundo pese a ser una joven más bien flaca y femenina.
Cataleya Restrepo hubiera tenido una vida convencional en un barrio humilde de la capital colombiana de no haber sido por la escena que le tocó contemplar con tan solo diez años: el asesinato de sus padres. Así, la niña cambia de parecer y crece como una asesina a sangre fría que aprende el oficio de sicario de manos de uno de sus tíos.
Durante el día se dedica al sicariato, pero por la noche pone todo su empeño en su causa personal: eliminar a los criminales hasta llegar al líder de la organización responsable de la muerte de sus padres.
Lo demás son muchos tiros, sexo con Saldana como protagonista y una historia que ofrece una visión muy particular de Bogotá y la violencia colombiana, que podría levantar ampollas en el país cafetero.

Los Angeles / DPA
Ver comentarios