Enviar
En España es común
Apelar y quitar tarjetas amarillas lo resuelve un comité

Luis Rojas
[email protected]

Bajo las reglas del fútbol español, apelar y lograr que se le quite una tarjeta amarilla a un jugador antes de la próxima jornada, parece algo común, con la única diferencia que las decisiones las toma de una vez, y generalmente apoyándose en los vídeos, el Comité de Apelación de la Real Federación Española de Fútbol.
En marzo pasado dicho comité aceptó las alegaciones presentadas por el Athletic a la cartulina amarilla que el jugador Fernando Amorebieta vio frente al Villarreal por “derribar a un contrario en la disputa del balón” y el jugador pudo participar en el siguiente encuentro ante el Mallorca.
La semana pasada el Getafe recurrió ante el Comité de Apelación para reclamar una amarilla que ellos consideraban injusta en contra del futbolista Esteban Granero, a quien se le acusaba de fingir una caída en el área rival y el jugador fue habilitado.
Un caso fallado en contra fue en abril pasado cuando dicho comité desestimó el recurso presentado por el Real Madrid, contra la tarjeta amarilla que le fue mostrada a su jugador José María Gutiérrez “Guti”.
Un caso interesante fue el de enero pasado, cuando el futbolista Juanfran, de Osasuna, recibió tarjeta amarilla porque, según dijo el árbitro en su informe, el jugador “se dejó caer en el área contraria, solicitando penal tras disputar el balón con un contrario”.
El organismo federativo determinó que “no queda la menor duda de que el jugador amonestado cayó por la intervención del jugador contrario”. “No existe, por ello, una simulación reprochable reglamentariamente”, agregó. Ese jugador fue expulsado en dicho partido porque luego recibió la segunda amarilla por protestar un fallo arbitral; no obstante, pudo participar en el siguiente encuentro de su equipo ante Villarreal.
Otro caso se presentó en abril pasado cuando el Comité de Apelación dejó sin efecto la tarjeta amarilla mostrada a Sebastián Abreu, de la Real Sociedad, en el partido ante el Eibar, juego de la segunda división española.
Abreu fue amonestado en el min. 57, según el acta arbitral, por “derribar a un contrario en la disputa del balón”. El Comité de Competición en su resolución afirmó que ha quedado acreditada la existencia del “error manifiesto que requiere el artículo 146 de los Estatutos federativos para entender desvirtuada la presunción de veracidad” del acta arbitral. Al parecer el vídeo comprobó que Abreu fue empujado por un jugador del Eibar dentro del área y como resultado de esa acción, el derribó a otro jugador del equipo contrario. El Comité explicó que la acción del jugador de origen uruguayo, “carece del requisito de culpabilidad” y por ello “no debe ser sancionado por un acto que no puede serle directa ni indirectamente imputado por dolo o culpa”.

Hasta por Messi apelan
 
En la actual Liga de Campeones, en la cual el Barcelona está clasificado para la final, este equipo presentó una apelación por la tarjeta amarilla recibida por Lionel Messi en el partido de ida de cuartos de final de la Liga de Campeones frente al Bayern Munich (4-0).
Messi recibió una tarjeta amarilla en el min. 17 por simulación, en un contacto con el defensa Christian Lell en el área alemana. No obstante, la UEFA rechazó la apelación del FC Barcelona. Esta tarjeta no implicaba en ese momento la suspensión del jugador por acumulación, sino el hecho de que quedara en “capilla ardiente” en el resto de juegos.
Ver comentarios