Logo La República

Sábado, 17 de noviembre de 2018



GLOBAL


Empresas de servicios incursionarían en nuevas áreas en Europa

Bloomberg | Martes 11 octubre, 2016

Enel, Energias de Portugal e Iberdrola, se encuentran entre las empresas de servicios públicos europeos que han realizado inversiones en energía renovable


Las empresas de servicios públicos de Europa se están viendo obligadas a acoger nuevas líneas de negocio y tecnologías para mantener los beneficios en medio de un estancamiento de los precios de la energía, según el jefe de la generadora de electricidad más grande Italia.
Francesco Starace está modificando el enfoque de Enel hacia la energía renovable, el almacenamiento energético e incluso hacia los servicios de banda ancha de fibra óptica para hacer frente a la decreciente demanda de electricidad en el mercado local de la empresa.
“El exceso de capacidad que tenemos en Europa es tal que no existe ningún potencial fuera de un precio muy plano y aburrido, algo que en los próximos años será muy poco atractivo”, dijo el lunes el máximo responsable de Enel". (destacado)
Starace visualiza un futuro en que los servicios públicos dependen cada vez más de las redes de distribución de energía para obtener beneficios y generar ingresos al ofrecer nuevos servicios a los millones de clientes en sus registros . La empresa ya ha abandonado el tradicional modelo del sector de construir grandes centrales eléctricas y elevar los costos a los clientes, que ha caracterizado al sector durante décadas.
Su apuesta más reciente es una oferta para instalar cables de banda ancha de fibra óptica en Italia, aprovechando el derecho de paso existente que tiene Enel sobre la red eléctrica, a un costo que el ejecutivo dijo podría ser hasta un 50% menor frente a lo que necesitan las compañías de telecomunicaciones.
Según la visión de Starace, la tecnología informática y la demanda de los consumidores para conectarse a las cosas a través de teléfonos móviles están transformando todos los sectores, especialmente al negocio de la electricidad.
Esas tecnologías están ayudando a las empresas de servicios públicos a administrar un flujo mucho mayor de energía procedente de fuentes renovables, lo que reduce la necesidad de grandes centrales eléctricas alimentadas por combustibles fósiles.