Enviar
Sector afirma que cambios permitirían encontrar nuevos mercados y fomentar la inversión

Empresas claman por especializar zonas francas

• Profundización ayudaría a establecer proyectos de infraestructura inmaterial, como capacitación del personal

Israel Aragón
[email protected]  

Centralizar las empresas de acuerdo con sus áreas productivas en un mismo parque industrial, con las condiciones adecuadas para el desarrollo de su actividad, se vislumbra como la alternativa para incrementar la competitividad del país en la atracción de inversión extranjera.
Esta es la tendencia que ya se está dando en otros países en cuanto a regímenes especiales para las empresas, y que Costa Rica podría adoptar.
La competencia entre los países de la región genera que mucha de la inversión se diluya, pues algunas empresas están encontrando sitios ideales y corredores logísticos para el manejo de sus mercancías, con condiciones-país más competitivas de las que ofrece Costa Rica, explicó Héctor Vargas, presidente del Comité de Zonas Francas de las Américas (CZNF), quien ayer impartió una charla sobre el futuro de los regímenes especiales en la región.
Esta situación obliga al Gobierno a generar una política en materia de regímenes especiales, pues la actual está atrasada, a juicio del especialista.
En ese sentido, la alternativa de la nueva política de promoción de inversiones debería centrarse en la especialización, pues “las zonas francas del futuro son mucho más puntuales, van hacia un proceso de mejoría y profundización los sectores productivos”.
Esta especialización, además de ofrecer parques industriales temáticos, pasa por una inversión en infraestructura acorde con el área productiva del grupo de empresas y planes de inversión en “infraestructura inmaterial”, como la educación, capacitación de mano de obra específica para el desempeño de labores especializadas, convenios con universidades y todo lo que incentive el clima de negocios.
“Además debemos introducir nuevos sectores en los que Costa Rica pueda competir y que ayuden a su desarrollo, como el agroindustrial o el de biotecnología”, agregó Vargas.
Esta tendencia es compartida por personeros de las zonas francas locales y empresas establecidas en ellas.
En ese sentido, algunos representantes empresariales consideran que ya Costa Rica posee algunas ventajas, pero que la especialización es necesaria.
“Las fortalezas se tienen, como la estabilidad política y mano de obra muy capacitada, y ya hemos visto sus beneficios y lo bien que se vende. Pero ahora hay que invertir en especializarla y lograr mejores encadenamientos”, considero Alvaro Conejo, director de la Cadena de Suministros de Baxter.
En Costa Rica ya se inició una serie de esfuerzos enfocados en ofrecer zonas francas especializadas, como el caso del Parque Empresarial Forum, destinado exclusivamente a la instalación de empresas de servicios.
Más recientemente, en el Parque Industrial de Cartago se hizo una extensión para ubicar empresas dedicadas exclusivamente al sector tecnológico.
Sin embargo, la demanda requiere una especialización mayor.
“Se debe especificar la tecnología, si son tecnologías de la información o de manufactura de ciertos productos, por ejemplo, pues hay que escoger a qué sectores enfocar la región. Esto es lo que va a marcar nuestra diferencia para poder competir”, expresó Vargas.
Esta forma de diversificar y especializar a las zonas francas constituiría un atractivo para las empresas extranjeras, pues se les podrían ofrecer productos, instalaciones y tecnología, acordes con la tarea que realizan. Además serviría para introducirse en nuevos nichos de mercado, explicó por su parte Agustín Báez, director de finanzas de Bridgestone Firestone.
Similar es la posición de algunos expertos en comercio como Rafael Ramírez, consultor internacional en inversión y colaborador de la Cámara de Exportadores (Cadexco), para quien la especialización debería ser una de las prioridades del Estado en materia de promoción de exportaciones.
Por ello, la reforma a la Ley de Zonas Francas debe ser un “plan B”, pues “se debe desarrollar una nueva ley de estímulo productivo, adujo Ramírez.
A finales de julio, la Organización Mundial del Comercio (OMC) extendió hasta el 31 de diciembre de 2015, los subsidios a la exportación para los programas de zonas francas y de perfeccionamiento activo de Costa Rica, luego de pedir la eliminación de los subsidios a la exportación desde 1995.
Al respecto, el Gobierno ha anunciado que trabaja en hacer reformas al sector; sin embargo, estas aún no han sido planteadas en forma oficial.


Ver comentarios