Empresas se benefician al favorecer al ambiente
Enviar

Desde ahorros de energía y agua que generan un menor costo en sus recibos hasta una mejor reputación de la empresa entre la comunidad y sus clientes, forman parte de los beneficios de las compañías por generar acciones amigables con el ambiente.
Lejos de ser un aumento de costos, las políticas ambientales ahorran dinero incluso en el inicio de este tipo de programas.


El beneficio adicional es que si la empresa logra ser más eficiente en el consumo de energía y agua, también será más competitiva.
De la misma forma, las iniciativas verdes tienen un impacto positivo dentro de la organización, no solo para los colaboradores actuales, que alcanzarán una mayor motivación, sino que puede llamar la atención de potenciales colaboradores altamente capacitados y conscientes.
La mejor forma de verificar que su organización ejecuta en forma eficiente buenas prácticas ambientales es por medio de certificaciones.
En el país, existe la norma B5:2016, la cual establece los requisitos que debe cumplir una organización para demostrar la carbono neutralidad en sus operaciones. Dicha norma fue desarrollada por el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco).
La norma aplica a todo tipo de organización, ya sea grande o pequeña, en cualquier parte del país. Lo que se busca es que la empresa reduzca sus emisiones de gases con efecto invernadero (GEI), logrando una mejora de su competitividad.
Esta norma puede utilizarse para realizar declaraciones de carbono neutralidad, como criterio de evaluación para declaraciones de tercera parte por organismos de validación/verificación, o como requisito de un programa de GEI.
Hasta el momento hay 89 empresas de todo tipo certificadas, desde industriales y agrícolas, hasta de producción animal, forestal y de tipo general, de acuerdo con Manuel González, coordinador técnico de Servicios de Evaluación de Inteco.
También está la posibilidad de compensar la huella de carbono de las empresas cuando ya no pueden reducir más su generación de emisiones.
Para ello se puede acceder a iniciativas como la compra de Unidades Costarricenses de Compensación, cuyos recursos se utilizan en proyectos de reforestación y protección de los bosques.

Beneficios de certificarse

  • Identificación. Las organizaciones manifiestan que sus empleados aumentan su orgullo por el trabajo y se sienten más identificados, además, el clima laboral mejora.
  • Eficiencia. Los empresarios perciben una disminución de costos, al trabajar ya sea en eficiencia energética, conservación de fuentes de energía que generen emisiones, y reducción de consumos, esto, a pesar de la inversión inicial en tecnologías, sistemas de gestión, formación para el cambio de conductas, se ve redituado en el mediano o corto plazo.
  • Imagen positiva. La certificación provoca que los consumidores informados prefieran escoger sus productos. Asimismo las nuevas generaciones se preocupan más por el ambiente y reconocen los esfuerzos de organizaciones que logran resultados.

Fuente: Manuel González, coordinador técnico de Servicios de Evaluación de Inteco


Ver comentarios