Enviar
Posibles competidores reprueban requisitos solicitados por Superintendencia
Empresas molestas con regulación en telecomunicaciones

• Compañías aseguran que el ente regulador pidió información que ya había sido presentada

Natasha Cambronero
[email protected]

Con la apertura en telecomunicaciones vigente, Leonel Rivera, socio de R&H Internacional Telecom, decidió solicitar los permisos necesarios para operar.
Con los requisitos que estipula la ley en mano, el 4 de febrero hizo la inscripción correspondiente como lo han hecho otras ocho compañías.
Sin embargo, el miércoles pasado recibió una prevención por parte de la recién conformada Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) para que presentara otros requisitos adicionales.
Algunos de esos documentos presuntamente ya habían sido enviados con antelación, lo que generó molestia entre los dueños de R & H.
“Lo contradictorio de la notificación es que nos piden requisitos que nosotros ya habíamos entregado, cuando hicimos la solicitud los adjuntamos, como estipula el reglamento. Parece que la ley tiene algunos vacíos o quieren ganar tiempo”, aseguró Rivera.
Asimismo, en la compañía aseguran que la Superintendencia está solicitando documentos que van más allá de lo que estipula la ley.
“Nos están pidiendo información sobre nuestra estrategia comercial, lo cual es confidencial y no se puede dar; además nos piden información sobre equipos que nosotros no vamos a instalar y otras cosas que son imposibles de conseguir si uno no es un operador legítimo”, afirmó Nissim Hugnu, socio de R & H.
Esta molestia no es única. Es la misma que sienten en otras empresas ante el trabajo de los fiscalizadores.
No obstante, en la Superintendencia consideran que están cumpliendo con la ley y comprobando que las compañías no sean de “valija”.
“A cada una de las empresas se le hizo un análisis de lo que presentó y entonces se le pidieron algunas ampliaciones o documentos que no adjuntó, y eso está basado en los artículos 17 y 38 de la ley general”, manifestó Walter Herrera, superintendente de telecomunicaciones.
Sin embargo, esta posición no termina de convencer a los representantes de Worldcom, otra de las compañías que solicitaron participar.
“Nuestra solicitud original cumple con los requerimientos para la autorización de operación y explotación de redes y la prestación de servicios de telecomunicaciones. La Sutel nos solicita información adicional que no está contenida dentro del artículo del reglamento. Asimismo, requiere información que fue entregada con la solicitud original”, aseguró Valentín Horvilleur, director general de la compañía.
Al igual que estas empresas, Intertel Worldwide no está a gusto con las nuevas exigencias.
“Nos están pidiendo cosas que no podemos cumplir en diez días, es imposible”, dijo Federico Guardia, presidente de la compañía.
Ante este cuestionamiento, en la Sutel sostienen que no están pidiendo nada que no se pueda cumplir.
“Nosotros no les estamos retrasando la solicitud, estamos en la primera fase de recepción y tienen que cumplir con toda la información”, añadió Herrera.
Las críticas de los empresarios se unen a los primeros roces que se han dado entre competidores, específicamente entre el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la empresa Intertel.
Los representantes de esta compañía presentaron ayer ante la Superintendencia una denuncia contra el ICE por ofrecer el servicio de Blackberry, presuntamente sin tener una tarifa autorizada.
“El ICE quiere que el peso de la regulación caiga solo sobre los demás incipientes participantes, pero se sacude y evade cualquier regulación sobre él”, aseveró Guardia.
Sobre el tema se procuró la versión del ICE; sin embargo, al cierre de edición no se había podido obtener una respuesta.


Ver comentarios