Enviar
Ministerio Público declaró la extinción de la acción penal por falta de prueba
Empresarios de EBI sobreseídos

Abogados de compañía analizan si cabe demanda contra medios de comunicación

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

Los representantes de la empresa Berthier EBI de Costa Rica quedaron libres de la causa que se les seguía por los aparentes delitos de corrupción agravada, cohecho impropio y enriquecimiento ilícito, los cuales les habían sido achacados en 2004 por un hombre de apellidos Marín Hernández.
De igual forma quedaron libres de estas acusaciones algunos miembros del Concejo Municipal de San José y funcionarios del ayuntamiento, entre ellos el alcalde Johnny Araya.
En una notificación con fecha del 5 de setiembre de 2007 —de la cual LA REPUBLICA tiene copia— se declaró la extinción de la acción penal en contra de 13 personas por falta de prueba.
Hasta el momento, no se conoce que exista apelación sobre este fallo.
Los hechos de este caso se remontan a finales de 2004 cuando el denunciante acusó ante la Fiscalía de Delitos Económicos que funcionarios del municipio capitalino, entre ellos el alcalde, habían recibido dinero de la empresa Berthier EBI de Costa Rica, “como contrapartida, recompensa o dádiva” por la contratación de un relleno sanitario en La Carpio.
Según las declaraciones del denunciante tales pagos los había realizado la ex gerente de la empresa Normande Heroux, de nacionalidad canadiense.
“La Fiscalía indagó todas las cuentas de las personas que estaban involucradas en esta acusación y determinó que ninguno de los pagos de los que se habla coincidían, con lo que el nombre de nuestra empresa queda limpio”, aseguró Juan Vicente Durán, gerente general de EBI.
El representante de la compañía añadió que la empresa trabaja de manera conjunta con sus asesores legales en la presentación de una demanda en contra del denunciante y de medios de comunicación nacionales.
Ver comentarios