Enviar

Empresarios tras solución a conflicto con Esso

Representantes del sector empresarial nicaragüense instaron al presidente Ortega a buscar una salida al problema

Managua - EFE

 
Los empresarios privados de Nicaragua instaron ayer al gobierno de Daniel Ortega a resolver lo más pronto posible el conflicto surgido con la empresa trasnacional estadounidense Esso, la mayor distribuidora de derivados del crudo en este país.

El Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (Cosep) dirigió ayer una carta al presidente Ortega, al reaccionar a la acción judicial adoptada por las autoridades nicaragüenses contra la Esso (Exxon-Mobile) el pasado día 17.

“Independientemente de las circunstancias fiscales y legales, y habiéndose iniciado conversaciones con su gobierno y los representantes de la compañía, esperamos a la mayor brevedad posible una pronta solución”, señaló la nota enviada por el Cosep a Ortega.

Instó, además, al gobierno a “cumplir con el principio de legalidad, pues de lo contrario provocará un gran perjuicio a la imagen de su gobierno y a la nación que requiere de tanta inversión nacional y extranjera, respeto a la propiedad y tranquilidad para trabajar”.

El pasado día 17, Socorro Toruño, jueza segunda de lo civil y laboral de Chinandega, occidente de Nicaragua, embargó, a solicitud de la Dirección General de Aduanas, bienes de la Esso por casi tres millones de dólares en Corinto, el principal puerto del país sobre el Pacífico.

La acción judicial se aplicó el viernes pasado después que la DGA alegara que la trasnacional le adeuda 54 millones de córdobas (unos $2.909.482), lo que ejecutivos de la Esso niegan con el argumento de que están exentos del pago de impuestos en este país.

“Por ley nacional, la importación de crudo en Nicaragua está exenta de impuestos, por lo cual no se puede reclamar lo que no corresponde”, declaró a la prensa local el representante de Relaciones Públicas internacionales de la Esso, Alfredo Fernández.
La acción judicial originó reacciones del gobierno de Estados Unidos, que advirtió que las relaciones económicas con Nicaragua pueden verse dañadas “seriamente” a causa de las “acciones” contra la Esso.

“Estas acciones tomadas por autoridades nicaragüenses tienen el potencial de dañar seriamente las relaciones económicas entre los Estados Unidos y Nicaragua”, dijo un comunicado de la embajada norteamericana en Managua.

La Dirección General de Ingresos de Nicaragua no descartó, por su lado, la posibilidad de reclamar a la Esso el pago de impuestos por una cantidad no precisada.

El alcalde de Managua, el sandinista Dionisio Marenco, recordó, a su vez, que la Esso debe a la alcaldía 45 millones de córdobas ($2.423.263) por el no pago de matrículas de operación en un período no precisado.

Por otro lado el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal acusó hoy al presidente de su país, Daniel Ortega, y a su esposa, Rosario Murillo, de lanzar una “campaña de desprestigio” contra su candidatura al premio Nobel de Literatura 2007.

“Me veo en la penosa obligación de denunciar ante Nicaragua y el mundo que me ha llegado la información de que el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo se han alarmado por la promoción de la candidatura al premio Nobel, por considerar que soy un adversario”, señala Cardenal en una carta pública difundida en la prensa local.

Cardenal, cuya obra ha sido publicada en veinte idiomas y es considerado uno de los poetas clave de Latinoamérica, fue ministro de Cultura del gobierno encabezado por Ortega tras el triunfo de la revolución del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

En años posteriores se hizo disidente del partido de Ortega y en las últimas elecciones apoyó al Movimiento Renovador Sandinista (MRS).

Ver comentarios