Logo La República

Viernes, 23 de agosto de 2019



NACIONALES


Empresarios reaccionan contra ampliación de poder sindical

Redacción La República [email protected] | Martes 16 junio, 2009



Reforma de ley propuesta se encuentra en primer debate en el Congreso
Empresarios reaccionan contra ampliación de poder sindical
• Compañías aducen perder la capacidad para reestructurarse si se aprobara proyecto en discusión


Yessenia Garita y Karen Retana
[email protected]
[email protected]


La ampliación de los beneficios para los sindicatos es vista por los empresarios como una amenaza para el funcionamiento de sus empresas.
Las modificaciones podrían endurecer las condiciones para despedir personal pues los miembros de un sindicato no podrían ser cesados, salvo falta grave.
En momentos de crisis económica este tipo de reformas podrían ser contraproducentes para las compañías, principalmente aquellas que se encuentran en una difícil situación financiera.
Por ejemplo, si alguna empresa necesita realizar una reestructuración en sus operaciones, con las modificaciones al Código de Trabajo propuestas en el proyecto de ley en la Asamblea Legislativa, estas no serian viables.
Este tipo de medidas provocaría una mayor prudencia en la contratación de personal a fin de disminuir el riesgo de enfrentar situaciones adversas en materia laboral.
“No estamos de acuerdo con este proyecto tal como está redactado, debido a que pone en peligro la competitividad del país y afectaría negativamente el clima de inversión”, señaló ayer Luis Gamboa, presidente de la Cámara Costarricense – Norteamericana de Comercio (AmCham).
En contraste, el sector sindical asegura que existe una obligación por parte de Costa Rica ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de hacer efectivas estas reformas.
“De no aprobarse las modificaciones sería una burla a las normas internacionales del trabajo, incluida la libertad sindical. Además deteriora la imagen del país en materia laboral”, aseguró Albino Vargas, secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP).
“Costa Rica quedó en capilla ardiente de recibir una condena por parte de la OIT”, comentó Vargas.
Por su parte, el sector privado lamenta que en momentos en que en el mundo se debate sobre la mayor crisis económica luego de 1929, se trate de obstaculizar la libre empresa y se atente contra la competitividad.
“Es de esperar que el desempleo, la informalidad y la pobreza golpeen con fuerza al país”, manifestó en ocasiones anteriores Manuel H. Rodríguez, presidente de la Unión Costarrice
nse de Cámaras del Sector Empresarial (UCCAEP).
Los empresarios agrupados en la UCCAEP sostienen que la cláusula de la OIT no tiene implicaciones o sanciones para el país.
“El análisis que realiza la OIT no debe interpretarse ni implica que el país debe aprobar el proyecto de reforma al Código de Trabajo, ya que están aprobados todos los convenios fundamentales y la normativa laboral vigente protege el derecho de asociación”, agregó Rodríguez.
Por otra parte, hay quienes consideran que la figura de las asociaciones solidaristas cumple con la función de representación y defensa de los intereses del empleado.
Hoy, en conferencia de prensa, el sector empresarial ampliará los detalles acerca de las reformas al Código de Trabajo y que afectarían al sector empresarial.