Enviar
País deberá variar tácticas y dar mayor valor agregado
Empresarios obligados a aumentar calidad para exportar a EE.UU.

• Venta de productos gourmet y cambios en los empaques serían algunas de las exigencias norteamericanas

Natasha Cambronero
[email protected]

La recesión que está viviendo Estados Unidos ha ocasionado una caída en la demanda de bienes, lo cual obliga a los empresarios nacionales a mejorar sus productos para ingresar a esta nación.
Solo durante el inicio de este año, las ventas hacia Estados Unidos disminuyeron en un 36,1% en relación al mismo periodo de 2008.
Asimismo, los consumidores han variado sus hábitos de compra hacia productos más saludables, que tengan un atributo extra como por ejemplo el sello Kosher para la comunidad judía.
Ante esta situación el país se ve obligado a variar sus estrategias para ingresar a esta nación, ya sea dándoles mayor valor agregado a sus productos o variando su nicho de acción.
“Estados Unidos es un mercado amplio y sumamente competitivo, por esta razón los empresarios nacionales tienen que buscar nuevos nichos y esto lo pueden lograr certificando sus productos con el sello Kosher o reduciendo la cadena de distribución de sus productos”, aseguró Ronald Arce, analista comercial de la Promotora de Comercio Exterior (Procomer).
Las barreras que ha colocado la crisis financiera a las relaciones comerciales con la nación norteamericana también obligarían a los exportadores nacionales a variar la forma en que se envían los productos.
“Hay muchas posibilidades de ingresar, pero si el empresario hace lo mismo todo el tiempo, se estanca; puede ser el mismo producto el que se venda pero empacado diferente, con condiciones distintas, además debemos buscar una mayor penetración del mercado, la comunidad hispana es muy importante y tenemos que explotarla”, afirmó Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
La crisis financiera también les abre nuevos nichos a los exportadores nacionales, principalmente en el sector alimentos y en la comercialización de flores y en venta de servicios outsourcing de software.
“Si hoy exportamos flores para hacer arreglos, por qué no pensamos en vender los arreglos ya hechos, este mercado en Estados Unidos viene disminuyendo a causa de la crisis y nosotros podemos aprovecharnos”, añadió Arce.
La relación comercial con la nación norteamericana en 2008 dejó un déficit en la balanza de $2.611 millones para el país, pues las exportaciones fueron de $3.576 millones, mientras las importaciones sumaron $6.186 millones.
Ver comentarios