Enviar
Banco Central ha mantenido sin cambio la tasa de fondeo bancario
Empresarios mexicanos piden reducir intereses

• Especialistas sostienen que es viable recortarlas a un rango de entre 6,5 y 6,75%

México EFE
La Confederación de Cámaras Industriales de México (Concamin), el organismo empresarial más importante del país, pidió al Banco Central que reduzca los tipos de interés de la economía para estimular la financiación y la inversión productiva, y así como reducir el diferencial de tasas con la economía de los Estados Unidos (EE.UU).
El organismo industrial, presidido por Ismael Plascencia, señaló que "la política monetaria forma parte de las herramientas que podrían actuar favorablemente en el entorno económico" mexicano, afectado por la desaceleración de la economía estadounidense.
La Concamin recordó en un comunicado que el Banco de México (central) ha mantenido sin cambio la tasa de fondeo bancario en 7,5%, "pese a que el banco central de Estados Unidos decidió ajustar a la baja el precio del dinero (su tasa de referencia bajó de 5,25 a 3%) y en el Banco Central Europeo se anticipa un movimiento en la misma dirección".
En este sentido, sostuvo que "existen condiciones" para recortar las tasas de interés en México a un rango de entre 6,5 y 6,75% "sin comprometer la lucha contra la inflación, ni la estabilidad macroeconómica".
A juicio de la Confederación existe un margen para reducir las tasas en México porque "los precios se mantienen bajo control" y hay un "impacto favorable de la apreciación del peso respecto al dólar sobre los precios de los productos importados".
Adicionalmente, consideró que "la ampliación del diferencial entre las tasas de interés de México y Estados Unidos" y "la disminución de presiones inflacionarias debido a la menor actividad económica" refuerzan la misma idea.
La reducción de tasas crearía "las condiciones para el descenso en el costo del dinero, se estimularía el aumento del financiamiento y el repunte de la inversión productiva", aseguró la Concamin.
El organismo opinó que esta medida es necesaria para complementar las iniciativas contra-cíclicas adoptadas por el Gobierno mexicano para aminorar los efectos de la desaceleración económica en Estados Unidos.
Principalmente, el Gobierno del presidente de México, Felipe Calderón, impulsa el llamado Programa Nacional de Infraestructura, a través del cual se invertirán en los próximos cinco años unos 270.000 millones de pesos, el equivalente a $24.770 millones en obras públicas.
La Concamin considera que este plan "puede y debe complementarse con medidas adicionales que contribuyan a mejorar el ambiente para los negocios, estimulen la inversión productiva y la modernización tecnológica en las empresas".
En México, puntualizó, "es posible y deseable aplicar políticas que estimulen la actividad económica, sin alterar las bases de la estabilidad macroeconómica y sin poner en riesgo el cumplimiento de la meta inflacionaria".
Ver comentarios