Enviar
Desempleo, cierre de negocios y caída en las exportaciones entre secuelas
Empresarios alertas por efectos de recesión en EE.UU.

• Tasa de desempleo podría aumentar en los primeros meses de 2009
• Industria automotriz reporta baja en las ventas de un 70%, mientras que en Guanacaste unos ocho de cada diez proyectos inmobiliarios están suspendidos

Natasha Cambronero
[email protected]

La recesión declarada oficialmente ayer en Estados Unidos ha puesto en alerta a sectores productivos del país.
Una de las primeras actividades en sentir los efectos ha sido la agrícola, donde la exportación hacia Europa y Estados Unidos se está viendo afectada.
Tal es el caso de los productores de melón, quienes han tenido que disminuir el área de cultivo para evitar pérdidas. Se estima que para la temporada 2009 la producción caerá un 45%, pues solo se sembrarán 5 mil de las 9 mil hectáreas de la última cosecha.
Además, debido a la reducción en la siembra de esta fruta, al menos 3 mil personas no fueron contratadas para la recolección.
“Hay una presión en el mercado de precios. El ambiente económico pone a pensar que uno se puede llevar una sorpresa en el mercado, al final no había claridad de cómo iba a comportarse. Este no era un año para aportar en grande en el negocio y por eso decidió darle un descanso a la tierra”, dijo Arnoldo Morice, gerente administrativo de Melones de Costa Rica.
Como ocurre en el sector agrícola, los textileros se vieron en la necesidad de cerrar en lo que va del año ocho compañías y disminuir en al menos 6 mil trabajadores sus planillas.
La multinacional Hanes y la textilera VF Corporación son ejemplos de las empresas que han tenido que trasladar sus operaciones al continente asiático o cerrar del todo las labores, debido a la crisis.
Estos dos casos forman parte de los cerca de 12 mil empleos que ya se perdieron este año en el sector industrial.

Otro de los sectores que han sido azotados fuertemente en los últimos tres meses es la industria automotriz, mercado en donde las ventas han bajado en un 70%, explicó José Carballo, presidente de la Cámara Costarricense Automotriz.
Al menos 50 empresas que se encargaban de comercializar vehículos usados han tenido que cerrar sus puertas, según cálculos de la Cámara.
De igual forma, el desarrollo inmobiliario ha caído fuertemente. Ocho de cada diez proyectos en Guanacaste se encuentran suspendidos o no han podido iniciar la construcción debido a la restricción crediticia.
Esto ha generado además una reducción en la contratación de mano de obra. Se cree que las planillas en este sector han disminuido entre 15 mil y 20 mil empleos.
Sin embargo, aunque el panorama ya se torna oscuro, expertos prevén para el próximo año un incremento mayor en la tasa de desempleo, la cual llegó este año al 4,9%.
“Varias empresas están haciendo el análisis, no todas han tomado las medidas, pero sí se sabe que va a haber recorte. Este año no es tan evidente, en febrero del próximo año va a ser otra historia”, aseguró Paula Leñero, gerente de Reclutamiento de Deloitte & Touche.
Este efecto también podría presentarse el próximo año en la actividad turística, dependiendo de cómo se muevan las reservaciones durante la temporada alta de fin de año.
“Si la crisis continúa, el sector turismo se podría ver perjudicado, el efecto lo podríamos llegar a sentir pasados los meses pico de diciembre y enero, pero sí es un hecho que el crecimiento del sector en relación al año pasado va a ser menor, ya que en 2007 creció un 14%; sin embargo, la proyección de este año dice que va a andar entre el 8% y el 9%”, afirmó Gonzalo Vargas, presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur).





Ver comentarios