Empresa evadió situación de acoso y ahora pagará daños y perjuicios
Enviar

La situación de despido de una trabajadora luego de que ésta denunciara un supuesto acoso laboral por parte de un afiliado de una empresa de transportes para la cual laboraba, se definió a favor de la colaboradora y la empresa deberá de pagar daños y perjuicios, según la Sala Segunda.

En el análisis del caso en particular, los magistrados del Alto Tribunal de Casación Laboral, ordenaron una indemnización por daños y perjuicios a favor de la trabajadora, ya que no se dio directamente por la situación de acoso que vinculaba a una persona afiliada a dicha empresa, “sino en razón de las actuaciones de las mismas accionadas que procedieron a despedir, sin causa justa, a la trabajadora con motivo del escenario de hostigamiento sexual sufrido por la promovente”, como se detalla en la sentencia.

La demanda laboral la presentó una mujer ante el Juzgado de Trabajo del Primer Circuito Judicial de Guanacaste, sede Cañas, contra la empresa para la cual laboraba.

La demandante fue despedida después de presentar una denuncia por hostigamiento sexual, al parecer cometida por uno de los afiliados a la empresa de transportes.

El represente legal de la compañía argumentó que las actuaciones de uno de sus afiliados no son su responsabilidad y que no resulta la aplicación de la Ley 7476 sobre acoso laboral, pues la misma dispone una condena contra los patronos cuando las conductas de acoso laboral se den en un medio laboral y el afiliado no es funcionario de la empresa, de acuerdo como se detalla en el comunicado.


Ver comentarios