Empodérese de su tarjeta de crédito
Enviar

La tarjeta de crédito puede convertirse en su principal aliada a la hora de aprovechar las compras de cierre de año fiscal.

Si bien lo ideal es contar con el dinero para aprovechar las ofertas, cuando no se tiene efectivo, el recurso de la tarjeta de crédito puede ser muy ventajoso. Sin embargo, hay que saber utilizarla con el fin de no caer presa de altas tasas de interés que echan por el suelo cualquier beneficio por descuento especial.

“Las tarjetas de crédito bien utilizadas son un medio de pago que le permite al cliente tener beneficios mediante los programas de lealtad (puntos, millas, cash back, monederos, descuentos, promociones, rifas, etc.); sin embargo, es importante que los clientes conozcan las condiciones de las tarjetas de crédito que obtienen, básicamente tasas de interés, plazo, fecha límite de pago (cantidad de días que la componen), si existen anualidades o cobros por atraso en el pago mensual”, dijo Sheila Villalobos, directora de Tarjetas del Banco Nacional.

Primero, trate de utilizar el plástico después de la fecha de corte de este mes. De esta manera, contará entre 40 y 45 días para reunir el dinero necesario y pagar sus compras.

Pregunte si el comercio cuenta con condiciones especiales para su tarjeta de crédito, como un descuento adicional u opciones de pago en plazos sin intereses. Promerica, por ejemplo, divide el monto de su compra en cuotas sin intereses, con una pequeña comisión administrativa.

También hay entidades que podrían ofrecerle un financiamiento que se pagaría con el aguinaldo, de modo que cuando reciba este ingreso en diciembre, pueda cancelar la totalidad de su deuda.

También puede aprovechar la opción de redimir puntos o millas acumuladas en su tarjeta. De esta manera, el monto que tendrá que pagar será el menor.

Es importante tomar en cuenta que los descuentos que hacen las tiendas son válidos tanto en efectivo como con tarjeta de débito o crédito. Si un comerciante le insiste en que no hace descuento con tarjeta puede denunciarlo ante el Ministerio de Economía.

En todos los casos se recomienda evitar el financiamiento con tarjetas, ya que en su mayoría tienen tasas de interés que podrían superar hasta el 40%, el 50% o incluso un 60%.

201609011549560.pag10.jpg