Enviar
Empiece el año saludable
Conozca cuáles consejos le pueden ayudar a disminuir sus calorías de más

Gabriela Morúa
[email protected]

Trabajar ocho horas diarias en una oficina dificulta para cualquier ejecutivo tener un régimen alimenticio saludable, pero después de un mes de celebraciones cuidar su peso y salud debe ser un tema primordial en su agenda.
“Es importante ser consciente de lo que uno come y hacerlo siempre con moderación. Si planeamos lo que nos vamos a comer durante el día, podemos recortar calorías de más. Lo recomendable es traer almuerzo de la casa todos los días; pero si no podemos, por lo menos tres veces por semana”, afirma la nutricionista Kathryn von Saalfeld.
Para empezar a planear el adecuado almuerzo, aconsejan los expertos, lo ideal es comprar primero un recipiente con divisiones y tapa, seguir una correcta distribución del plato: un tercio de vegetales, un tercio de proteína y un tercio de harina. Además llevar la ensalada en un recipiente aparte y el aderezo liviano o el limón en una bolsita, para que la lechuga o el repollo no se suavice, y variar los vegetales entre brócoli, picadillos, chayote con queso, zucchini relleno o vegetales salteados con poca grasa.
Por eso, empiece desde ahora a mejorar sus hábitos alimenticios, los siguientes tips pueden ayudarle en su transición.



Consejos

- Controlar las tentaciones
Es importante ser consciente de lo que uno consume y comer siempre con moderación. Tenga cuidado con las salidas al minisúper o a la sodita de la esquina. Planee de antemano qué va a comprar, procurando que sea algún alimento o bebida saludable. Si no ofrecen nada sano, mejor no vaya.

-Siempre desayunar

Está comprobado en varios estudios que las personas que desayunan tienen un peso saludable y menor riesgo de padecer enfermedades como diabetes, obesidad, enfermedades gastrointestinales, etc. El desayuno ayuda a acelerar el metabolismo y a controlar el número de calorías que se consumen durante el resto del día.

-Hacer meriendas
Las meriendas son importantes porque ayudan a controlar la ansiedad, mantienen el organismo trabajando eficientemente. Lo ideal es hacer una a media mañana y si es posible una a media tarde. Por ejemplo, puede comer palitos de vegetales, frutas, yogur light, palomitas de maíz livianas, galletas soda integrales, galletas tipo María, barritas de cereal o granola de 100 calorías o menos por barra, galletas sin azúcar (consumir 100 kcal como máximo), bizcochos bajos en calorías, paleta de helado baja en calorías, pan integral con margarina liviana.

- Comer fuera
Las porciones de restaurantes usualmente son grandes: prefiera compartir con alguien, pedir media porción y procure parar de comer cuando su cuerpo le indica que está satisfecho. Pregunte cómo viene preparada su orden y cuáles guarniciones trae. Realice las modificaciones pertinentes en el momento.
Cuando ordena ensaladas, pida siempre el aderezo aparte, para que controle la cantidad adicionada. Prefiera opciones integrales si las ofrecen, evite las preparaciones empanizadas, fritas o en salsas blancas o cremosas. Prefiera salsas a base de tomate y preparaciones horneadas, a la parrilla, hervidas o a la plancha.
No vaya con mucha hambre ya que puede inclinarse hacia lo primero que vea. Evite el bufet o “todo lo que pueda comer” ya que nos estimula a repetir.

-Otros

Tomar suficiente agua, sobre todo si trabaja en un clima muy caliente o con aire acondicionado todo el día. Además de que puede ingerir bebidas sin calorías, como agua, café o té sin azúcar o gaseosas dietéticas.
Procure hacer todos los tiempos de comida del día, en horarios regulares.

Fuente: Kathryn von Saalfeld, directora Clínica de Nutrición Von Saalfeld
Ver comentarios