¡Emperador de Roma!
Novak Djokovic posa para las portadas deportivas del mundo con su trofeo en Roma. Gabriel Bouys/AFP-La República
Enviar

¡Emperador de Roma!

Novak Djokovic está listo para atrapar Roland Garros, el único grande que le falta

Indiscutible número uno del mundo y como cantan los seguidores del Herediano: ninguno pudo con él.
Lo ha ganado todo: arrasó en Monte-Carlo, Indian Wells, Miami, Abierto de Australia, las Finales ATP y Shanghái y ahora conquistó Roma. Quinto título del año y 53° a nivel ATP.


Novak Djokovic viaja a París por el único Grand Slam que le falta y repleto de confianza por vencer de manera consecutiva todos los últimos torneos relevantes.
El carismático serbio también festejó en Roma, luego de ausentarse de Madrid para dar reposo a su mente y cuerpo y ayer se impuso 6-4 y 6-3 a Roger Federer en la final, sumó 24 coronas en este tipo de torneos, solo tres menos de Rafael Nadal que sigue en declive.
En la ciudad eterna, Djokovic jugó un partido perfecto. En un inicio intenso y de gran paridad, golpeó en el momento justo. Luego de sacar adelante un punto de quiebre, el serbio selló una rotura en su primera oportunidad para el 6-4 y rompió el partido.
Con la ventaja, Djokovic buscó aplacar cualquier intento de reacción del suizo. Y rápidamente tuvo su premio. Con agresividad desde la devolución volvió a quedarse con el servicio de Federer para empezar a sellar la historia. Fueron cinco juegos consecutivos que prácticamente definieron el duelo. Con el 3-0 en el marcador, el serbio jamás perdió el eje y se encaminó hacia el éxito.

Gaetano Pandolfo
[email protected] e Internet


Ver comentarios