Enviar
Empate de compensación
Cartaginés y Puntarenas ofrecieron emotivo cotejo

Gaetano Pandolfo
[email protected]

Lo peor que puede ofrecerle un árbitro al público es un acto de compensación; su personalidad y trabajo en el terreno de juego se derrumban.
Ayer en el Fello Meza, el juez central Allen Quirós no pitó una mano de Darío Delgado en el área naranja, que reclamaron los futbolistas y sobre todo la fanaticada del Cartaginés y todos en el estadio, supimos que al menor soplo de viento que derrumbara a un atacante brumoso, se pitaría penal. Dicho y hecho.
A diez minutos del final, el central se inventó una falta de Pedro Leal sobre Eduardo Valverde dentro del área y les regaló a los cartagos el tanto del empate, para salir, según él, bien librado de su trabajo. Craso error.
Lo anotó Jorge Barbosa.
Por la misma ruta del penal, Mario Víquez abrió la cuenta para los visitantes en el minuto 22, cuando José Chang mal parado, botó dentro del área a Franklin Chacón, quien iba de salida por la pelota, después de que Carlos Díaz le rechazó remate débil.
Cartaginés dominó las acciones y llevó la batuta del juego de principio a fin; era su obligación como anfitrión, pero las individualidades de Luis Stward Pérez echaron a perder varios avances e igual la ansiedad de Esteban Granados que jugó limitado físicamente.
Puntarenas presentó varias novedades, todas positivas; nuevo entrenador, Jorge González, quien dio oportunidad de jugar como titulares a una tripleta de novatos todos de buena pinta: el mediocampista Jason Peña, la figura del juego, el alero derecho Carlos González y el ariete Daniel Peña, quien en el minuto 91 casi silencia el coliseo con un trallazo que le desvió Carlos Díaz, antes reprobado injustamente por los fanáticos locales que pidieron y corearon el grito de Luis Torres.
Sin embargo, la gran variante ordenada por González, fue ubicar a Mario Víquez como el nuevo 10 de la formación, en lugar del traspasado Rafa Rodríguez y a pesar de la marca personal que soportó de Sergio Martínez, Mario se soltó, anotó, pegó un trallazo en el palo vertical y al final lamentablemente se le corrió la cancha.
También la Flecha Barbosa le cimbró el poste al magnífico Bryan Zamora, de manera que el empate fue justo, el partido emotivo y el árbitro central, negativo protagonista.


Ver comentarios