Enviar
¡Empacadores invictos!
Sumaron contra San Diego la octava victoria de la temporada

La figura del mariscal de campo Aaron Rodgers volvió a ser decisiva en el juego ofensivo de los Packers de Green Bay que vencieron ayer por 45-38 a los Chargers de San Diego y mantuvieron el invicto dentro de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).
Rodgers lanzó para cuatro pases de “touchdown” para empatar en el duelo individual con el mariscal de campo de los Chargers, Philip Rivers, que también consiguió cuatro envíos de anotación, aunque iban a llegar demasiado tarde y los empañó con tres interceptaciones.
Con su triunfo, los Packers mejoraron su marca a 8-0, guiados por Rodgers, quien completó 21 de 26 envíos, para 247 yardas, con cuatro pases de anotación.
Ahora Rodgers suma 24 envíos de touchdown, que es la marca más alta en la NFL en lo que va de temporada.
Rodgers hizo contacto en el primer cuarto con los receptores Jermichael Finley al mandarle pase de cinco yardas; en el segundo encontró a Jordy Nelson con envío de 16 yardas.
Mientras que en el último encontró a James Jones con pase de 21 y a Greg Jennings al que le puso el ovoide en las manos tras mandar un pase de cuatro yardas.
Los Chargers (4-4) perdieron con Rivers, que empató su mejor marca en su carrera con cuatro pases de anotación, pero tuvo tres pases interceptados, siendo de nuevo uno de los factores perdedores de su equipo.
Rivers completó 26 de 46 pases para 385 yardas con cuatro pases de “touchdown” y tres interceptaciones.
A pesar de la derrota, los Chargers se mantienen al frente de la clasificación de la División Oeste de la Conferencia Americana (AFC), empatados con los Raiders de Oakland y los Chiefs de Kansas City, todos ellos con marca de 4-4 después de sufrir sendas derrotas.
En otro juego de ayer, el 'quarterback' Eli Manning dio a los Giants de Nueva York un triunfo por 24-20 sobre los Patriots de Nueva Inglaterra al hacer conexión con su receptor Jake Ballard con pase de una yarda cuando restaban seis segundos para el final del tiempo reglamentario.
La forma como se estructuró el resultado final fue similar a la que consiguieron sobre el mismo rival en el Super Bowl del 2008.
Ese partido lo ganaron los Giants por 17-14 con pase de 13 yardas al receptor Plaxico Burress cuando restaban 35 segundos para el fin.
Esta vez Manning completó 20 de 39 envíos para 250 yardas, con dos pases de 'touchdown' y una interceptación.
Los Patriots perdieron con su 'quarterback' Tom Brady, que completó 28 de 49 pases para 342 yardas, con dos pases de 'touchdown' y dos envíos interceptados, algo poco inusual en su juego.
Sin embargo, había conseguido poner al equipo por delante en el marcador (20-17) cuando faltaba un minuto y 36 segundos para el final con pase de 14 yardas de anotación al 'tight end' Rob Gronkowski y punto extra del 'pateador' Stephen Gostkowski.
Pero una vez más la defensa de los Patriots no supo mantener la ventaja y cayeron en su propio campo, el Gillette Stadium.
La derrota fue la segunda consecutiva para los Patriots que se quedan con marca de 5-3 y empatan en el primer lugar de la División Este de la Conferencia Americana (AFC) con los Jets de Nueva York y los Bills de Buffalo.
Ambos equipos se habían enfrentado por la mañana en el Buffalo y los Jets ganaron por 27-11 para su tercer triunfo consecutivo.

Nueva York
EFE

Ver comentarios