Logo La República

Lunes, 17 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


Emigrantes

Emilio Bruce [email protected] | Viernes 22 agosto, 2014


Haus Holst recibe este 25 de agosto el Galardón del Emigrante


Sinceramente

Emigrantes

Hoy deseo celebrar el éxito. El triunfo sobre la adversidad. El progreso del trabajo duro y la economía de hierro.
Con motivo de celebrarse los 60 años de fundación de la empresa Holst van Patten S.A. y de recibir esta el Galardón del Emigrante de la Orden Haus von Chamier, deseo reseñar un poco el galardón y el esfuerzo de varias generaciones de esa familia.
Entre el 3 y el 5 de agosto de 1812 un joven capitán del Real Ejército de Prusia Franz Ludwig von Chamier enfrentó a un ejército de invasión ruso. El general mariscal de campo, Ludwig Graf York von Wartenburg, le ordena defender los pueblos de Annahof y de Wolgund con unos pocos hombres.
Tal es su excepcional valor y dedicación a la defensa de sus pueblos y el cumplimiento de sus deberes para con su patria prusiana que el jefe suyo mayor von Thumen le recomienda para recibir la Orden del Mérito Militar “Pour Le Merit”. El 25 de setiembre de 1812, el rey de Prusia Federico Guillermo III, en vista del informe del general mariscal de campo, le otorga y envía las insignias de la Orden del Mérito Militar. Su familia establece en 1814 la Orden Haus von Chamier para premiar las obras extraordinarias de las gentes ordinarias.
Han transcurrido 202 años desde que un hecho heroico de un joven de 20 años motivó su creación. El Galardón al Emigrante es hoy un estímulo al esfuerzo de quien en un mundo global cambia de país, se adapta a otra cultura, aprende otro idioma, cambia el giro profesional, transforma sus negocios, cambia de vida, sobrevive conservando valores, principios, y la memoria de quien es, de dónde viene y qué lo ha hecho como es.
Los Lara von Chamier, los Rohrmoser von Chamier, los Fonseca von Chamier, los Ramírez von Chamier han vivido y construido en este país. Los von Chamier supieron lo que era la dureza de ser emigrantes. También han sabido lo que es el regazo de un país generoso como Costa Rica.
Este Galardón del Emigrante los celebra a todos ellos y es un esfuerzo para reconocer a quienes emigraron al país, su esfuerzo para construirlo y mejorarlo entre todos sus habitantes.
El Ing. Otto Friederick Holst Ahlsgrun fundó su familia en Costa Rica junto a Bárbara Wenzel Zimmerman el 16 de abril de 1889. Fueron sus hijos Wilhelm, Eddy, Egon y Herbert. Egon nació en casa de su abuela en Budapest. Todos los demás nacieron en Costa Rica. Sus nietos Karl, Otto, William, Edgar, Klaus y Gerhardt hundieron sus raíces acá. Se sobrepusieron a las dos guerras mundiales y siempre trabajaron con ahínco.
Unos continuaron con la Tienda Bettina de Holst e Hijos S.A., otros fundaron el Taller Holst, los hijos de Egon, Otto y Edgar, fundaron hace 60 años Holst van Patten S.A., hoy una importante compañía de radiocomunicación en el país. Hoy a todos ellos rendimos un afectuoso homenaje. Haus Holst recibe este 25 de agosto el Galardón del Emigrante.


Emilio Bruce


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...