Enviar
Embajada de EE.UU. es blanco de protesta en Bolivia

La Paz
EFE

La policía de Bolivia dispersó ayer con gases lacrimógenos a miles de manifestantes que durante más de dos horas protestaron contra la embajada de Estados Unidos e intentaron rebasar la seguridad de la legación con piedras, palos, petardos y un neumático en llamas que fue lanzado contra los agentes.
Los incidentes se produjeron después de que una multitudinaria marcha, una de las más grandes vista en muchos meses, llegó a las puertas de la embajada en La Paz desde la vecina ciudad de El Alto, según constató Efe.
Los manifestantes alteños protestaron contra el embajador estadounidense, Philip Goldberg, después de que ese país concedió hace más de un año asilo político al ex ministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín, quien está acusado de genocidio, aunque esa decisión se conoció la semana pasada.
El ex ministro de Defensa huyó a Estados Unidos tras las revueltas de 2003 en las que murieron más de 60 personas y que acabaron con el segundo Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003), también prófugo en ese país y acusado de genocidio en Bolivia.
En la manifestación, que fue secundada por un paro parcial de actividades en El Alto, participaron aimaras del grupo radical de los “Ponchos Rojos”, así como vecinos, activistas de derechos humanos, comerciantes minoristas, sindicatos y universitarios.
La embajada paró prácticamente sus actividades durante la jornada y estuvo protegida por varios cordones policiales que fueron sobrepasados por la multitudinaria manifestación.
Ver comentarios