Enviar
Jueves 12 Septiembre, 2013

Eliminatorias

Pese al “balde de agua fría” que sentimos todos los ticos cuando cayó el empate que nos hizo esperar para la tan ansiada celebración, la algarabía de la clasificación de la selección nacional al mundial “Brasil 2014” este martes, finalmente reinó.
Entre procesos de investigación contra Costa Rica por los supuestos silbidos que se escucharon mientras se entonaba el himno de los Estados Unidos el viernes anterior, vacilantes expectativas de asueto por el esperado gane de la sele contra Jamaica, cómodas atribuciones de horarios por parte de legisladores, cerca de 1.500 viajeros con sueños mundialistas, un país que venía satisfecho de un partido con inversión de sudor (para derretir la nieve)... el colapso de muchas calles ticas probaba que la tricolor tenía su boleto a lo que será su cuarta Copa del Mundo, junto a otras nueve selecciones que también tienen su pase asegurado al día de hoy.

En el mes de la patria, a las puertas de la festividad del próximo domingo 15 de setiembre, la celebración y la reflexión sobre el país que tenemos y el país que queremos desde esferas como el fútbol hasta contextos como el desarrollo, deberían tener lugar entre los habitantes de este país.

Zapatero a su zapato, aunque “fútbol picante” me parece mejor marca que “los especialistas”, me causa admiración que en Costa Rica, al menos en la industria del deporte y con claro realce en el fútbol, unos pocos se hagan llamar “los especialistas” de algo..., nuestro país necesita especialistas en concesiones, en educación, en finanzas públicas, en potenciamiento de empresas, en infraestructura vial/aero-portuaria, necesita zapateros-especialistas en todos los zapatos “con mugre” que tienen estancada a nuestra nación y nos hace apostarles a otros y conformarnos con un empate para rellenar los “huecos” que no han sido cubiertos por nadie durante años.

Los empates son insuficientes, son solo ejemplo de lo menos malo y no de lo mejor. Costa Rica debe mejorar su estrategia de juego si quiere ganar.  

El martes escuchaba a un aficionado de la sele asegurando que ganaríamos el mundial 2014. Aunque no desafiaría mi suerte arriesgando lo que tengo por un partido de fútbol ni por Costa Rica ni por la mejor selección del mundo; me causa curiosidad cómo es que nuestro país puede alcanzar niveles de lujo en indicadores tan sorprendentes como lo es el que los “ultra-ricos” tengan la mayor riqueza per cápita, inclusive superior a la que tienen estas personas en países como República Dominicana, Colombia, México y Estados Unidos, ocupando la posición de privilegio en cuanto al crecimiento de la cantidad de ultra-ricos en el último año: un 17,6%... ojalá este fuera un buen pronóstico de los índices de desarrollo que sí impactan a la mayoría de ciudadanos.

Costa Rica necesita encontrar el punto de inflexión, esa estrategia, que le permita no solo sacar la tarea, sino pasar a la siguiente ronda y codearse con los que se arriesgaron a quedar de primeros en la tabla.

Alejandra Esquivel

[email protected]
Gerente GEFISA