Electricidad limpia y sostenible
Enviar

En aspectos de sostenibilidad ambiental, seguridad de abastecimiento y equidad de distribución, nuestro sistema eléctrico finalizó en la posición 19 del mundo entre 129 países, destacando por ser uno de las más limpios del orbe


Electricidad limpia y sostenible

El sistema eléctrico de Costa Rica fue calificado como el segundo mejor de toda Latinoamérica dentro del Índice Energético Mundial, publicado la semana pasada por el Consejo Mundial de Energía.
Con base en tres aspectos de sostenibilidad ambiental, seguridad de abastecimiento y equidad de distribución, la red nacional finalizó en la posición 19 del mundo entre 129 países, destacando principalmente por ser una de las más limpias del orbe, debido a su bajo impacto en el medio ambiente.


Esta buena noticia la genera un ranking publicado en este medio ayer.
Lo importante de las buenas nuevas, no solo es que nos llenan de satisfacción y sano orgullo, como país, sino que nos permiten ver qué fue lo que hicimos bien y en qué nos favorece.
Lo que estamos cosechando hoy mediante nuestro sistema eléctrico, es el resultado de buenas decisiones en el pasado y de que el ICE hizo bien la tarea.
Dentro del trinomio que califica el ranking, el país mantiene la sostenibilidad ambiental como su aspecto más relevante, al obtener una calificación de 9,92 puntos de diez posibles, siendo esta la segunda más alta de todo el mundo, detrás de Suiza, que consiguió el diez.
Tomemos en cuenta que en las últimas décadas se decidió no permitir al ICE la inversión que tenía planificada para expandirse con más plantas de generación, oportunamente, con miras a poder satisfacer lo que se sabría que sería la demanda futura.
Si esos planes se hubieran podido desarrollar, es probable que estuviéramos no solo abasteciendo el consumo nacional con tarifas más bajas sino vendiendo electricidad.
Sin embargo, la condición actual brinda la seguridad a los inversionistas de que al hacerlo en Costa Rica no se están jugando una aventura. Por el contrario, tienen una perspectiva de sostenibilidad en el servicio eléctrico en cualquier zona del territorio nacional.
En el ranking mencionado vemos que, por ejemplo, Panamá ocupa el puesto 86 del mundo, a lo cual contribuye el hecho de que solo obtuvo un 4,37 en igualdad de distribución.
¿Por qué no aprovechar nuestras fortalezas? Cada país del Istmo tiene una historia diferente que ha dibujado su presente.
En Costa Rica hemos sabido aprovechar nuestra geografía, nuestro clima y hemos creado un sistema idóneo de generación eléctrica.
¿No deberíamos hacer algo semejante en los demás aspectos de la vida nacional? ¿Por qué no potenciar y aprovechar mejor nuestras riquezas y nuestra vocación como nación?


Ver comentarios