Vladimir de la Cruz

Vladimir de la Cruz

Enviar
Miércoles 18 Mayo, 2016

 Sigo pensando que debemos aumentar el número de diputados y que esto debe discutirse fríamente


Pizarrón

Elecciones de medio periodo para diputados

 

En la Comisión de Notables, convocada por la presidenta Laura Chinchilla, propuse, como una forma de mejorar la representación política nacional y el trabajo legislativo de los diputados, que se elevara el número de ellos a 87, añadiendo 30 parlamentarios de elección por lista nacional.
Esta lista democratiza más la representación política al posibilitar que los pequeños partidos puedan elegir sus diputados. Y, obliga a los partidos políticos a buscar sus mejores candidatos para la lista nacional, junto con los candidatos provinciales que seguirían eligiéndose como ahora.
Hasta la elección de 1953 los diputados eran 45. En 1956 se elevó a 57, para las elecciones de 1958 y así sigue. La población de Costa Rica en 1948 rondaba los 800 mil habitantes, con lo cual un diputado representaba cerca de 18 mil ciudadanos. En 1956 los mismos diputados representaban 22 mil ciudadanos, cuando llegamos al millón de habitantes. Para las elecciones de 1958, cada uno de esos 57 diputados representaba alrededor de 18 mil habitantes. Así, este incremento de 12 diputados mejoró la representación política.
Sin embargo, desde 1957 hasta hoy no ha aumentado el número de diputados y hoy tenemos cerca de los 4,5 millones de habitantes, con lo cual cada diputado representa cerca de 80 mil ciudadanos. Por ello, entre otras cosas, los electores se alejan cada vez más de sus diputados, sin poderles reclamar o apoyar cara a cara su gestión.
Si quisiéramos tener hoy una representación proporcional igual a la de 1948, deberíamos tener 250 diputados, y si fuera igual a la de 1956, deberíamos tener 204 diputados. Países con población como la nuestra tienen entre 170 y 220 diputados.
Sigo pensando que debemos aumentar el número de diputados y que esto debe discutirse fríamente. En una propuesta de nueva Constitución Política, que impulsa Alex Solís Fallas, acoge la tesis de aumentar los diputados a 87.
Con las elecciones de alcaldes, regidores, síndicos e intendentes que, a partir de 2016, se realizarán cada cuatro años, alternando con las nacionales, de presidente y diputados, llegamos al punto en el que en la sociedad democrática, y la organización electoral costarricense, haremos y tendremos elecciones, cada dos años. Hasta 1948, igualmente, había elecciones cada dos años, en una de ellas se renovaba la mitad de los diputados.
Para mejorar el trabajo parlamentario, y fortalecer las elecciones de alcaldes y municipales, es necesario restablecer la elección de la mitad de los diputados cada dos años.
La elección de la mitad de los diputados fortalecería las municipales, porque los ciudadanos tendrían oportunidad de aquilatar mejor a sus posibles diputados, mientras la mitad de los diputados que permanece educa, y forma, a los nuevos, en el proceso legislativo sin que se atrase, como sucede ahora, mientras todos aprenden, durante los primeros siete meses, el proceso de aprobación de las leyes y de trámites reglamentarios legislativos.
Si esta reforma pudiera hacerse YA, creo también que, debería operar para que la mitad de los actuales diputados, permanezca, por el mecanismo al azar que se establezca, transitoriamente por los próximos dos años, 2018-2020, para poner a funcionar esta modalidad, y hacerla natural a partir de 2020, con la nueva elección de alcaldes y de municipalidades.
¡Discutamos esto sin temor, sin pendejadas y sin hipocresías políticas!

Vladimir de la Cruz