Carlos Denton

Carlos Denton

Enviar
Miércoles 17 Septiembre, 2008

Elecciones en Panamá

Carlos Denton

El vecino al sur cambiará de gobierno el año entrante, y ya se conocen los candidatos que aspiran a sustituir a Martín Torrijos del Partido Revolucionario Democrático (PRD) en el Palacio de las Garzas. Ninguno de los tres candidatos presidenciales cambiaría de forma importante las relaciones con Costa Rica, pero dependiendo en quien gane, sí podría haber una variación en la postura internacional de Panamá.
El PRD, partido fundado por el extinto general Omar Torrijos, padre del actual primer mandatario, postula a Balbina Herrera, que se presenta con el lema “Torrijista de Corazón”. Herrera fue líder de los Batallones de la Dignidad durante la dictadura militar, y se puede decir que viene del ala izquierda de su partido, que entre otras cosas aspira a restablecer una fuerza militar (Costa Rica y Panamá son los únicos países de la región que no tienen ejércitos.) La vida profesional de ella ha sido compuesta exclusivamente por puestos políticos de distintos niveles y tipos. En el campo internacional, si llegara a la presidencia la Ing. Herrera, se podría esperar un mayor acercamiento con Venezuela, Bolivia, Honduras y Nicaragua. En la actualidad está ella en primer lugar en cuanto a intención de voto.
En segundo lugar está Juan Carlos Varela, empresario joven (a sus 46 años es el menor de los candidatos que se ofrecen en la elección presidencial) del interior del país, persona que nunca ha ocupado ningún puesto político. El es propuesto por el Partido Panameñista, que ha sido el enemigo tradicional del PRD. Sirvió la agrupación que ahora postula a Varela como la columna vertebral de la lucha civilista en contra de los dictadores Torrijos y Manuel Antonio Noriega durante todo el periodo de 21 años que esos sátrapas se impusieron en el país. Varela propone programas diseñados a reducir de forma importante la creciente brecha entre los que no tienen y los acaudalados de su país —es enemigo acérrimo de los ejércitos, pero sí quiere fortalecer la policía panameña frente a la ola de crimen que vive el país. Varela es el candidato de las “manos limpias,” el antipolítico que busca poner el gobierno al servicio del pueblo y no al revés.
Ricardo Martinelli, dueño de una cadena de supermercados es el candidato en tercer lugar. Ha ocupado puestos de importancia en gobiernos del PRD y del panameñismo, pero ahora corre en representación de un partido político de su hechura propia —Cambio Democrático. Medido por la participación en las primarias de los tres partidos (400 mil en el PRD, 180 mil en el panameñista, 50 mil en Cambio Democrático) el partido de Martinelli es el que menos oportunidad de ganar tiene. Igual que Varela, Martinelli se presenta como el de afuera que vendría a cambiar la forma en que opera el estado, pero su experiencia como jerarca en dos gobiernos provoca problemas con el posicionamiento.
La elección será el 3 de mayo, pero ya están las cuñas televisadas en el aire, presentando las virtudes de los candidatos, sus partidos y sus ofertas en el mercado político. El país está viviendo un renacimiento económico, y esto permite mayor inversión en el proselitismo de toda índole.
Gane quien gane de los tres, es seguro que será amigo de Costa Rica.

[email protected]