Enviar
Domingo 2 Septiembre, 2012

El valor de terrenos agropecuarios

El lunes 20 de agosto del año en curso, el Plenario Legislativo aprobó en primer debate la iniciativa del Gobierno de la República denominada “LEY DE REGULACIONES ESPECIALES SOBRE LA APLICACIÓN DE LA LEY DEL IMPUESTO SOBRE BIENES INMUEBLES… PARA TERRENOS DE USO AGROPECUARIO.
La aprobación legislativa de esta iniciativa de la señora Presidenta de la República necesitó de un proceso de diálogo en la Asamblea Legislativa, entre diputados, alcaldes de municipalidades y representantes de organizaciones de productores agropecuarios. Proceso que culminó con un acuerdo satisfactorio para todas las partes, resultado que podemos llamar un “Pacto Socio-político” entre el gobierno central, los gobiernos locales y los productores agropecuarios.

Este “Pacto” ocurre en un momento en el cual existe una tendencia mundial de aumento en los precios de los alimentos, producida por efectos del cambio climático en el mundo (sequías, tormentas e inundaciones).
La FAO y otras organizaciones relacionadas con la producción y distribución de alimentos han manifestado la preocupación de que se repita una crisis como la ocurrida en el año 2008, si se repite la desmedida especulación en las bolsas de valores y la formulación de políticas de exportación restrictiva de alimentos en los países productores.
Es de aceptación general en los países de la comunidad mundial que los gobiernos deban fomentar la producción de alimentos y el fortalecimiento de las organizaciones de productores agropecuarios, con la finalidad de que a nuestros pueblos no les falten alimentos y no se empobrezcan con una posible espiral de precios.
La comida y la salud son fundamentales para la vida humana. Sin comida no hay salud y sin ellas no podrá haber bienestar en la población costarricense.
Voté con entusiasmo esta ley por las razones apuntadas y dos razones más:
1- Porque me parece estimulante recibir de parte del Gobierno de la República el mensaje claro de que una de sus prioridades será la de fortalecer la producción de alimentos y la producción pecuaria. Esta es una vía que genera seguridad alimentaria y bienestar; y
2- Porque queda establecida la posibilidad de que el Gobierno de la República, en conjunto con los sectores de la sociedad correspondientes en cada caso, logre otros acuerdos para solucionar los problemas más importantes que aquejan al país. Esta es una vía que genera gobernabilidad.
La provincia de Guanacaste, sin duda, es la que se verá más favorecida con la aprobación de esta ley.

Luis A. Aiza Campos
Diputado