Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


El tema del medio ambiente

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 30 octubre, 2013


Se necesitan líderes políticos de corriente principal que tomen el tema ambientalista


El tema del medio ambiente


El medio ambiente debería ser tema de la campaña política que actualmente ocupa la atención del público costarricense en general. Debería serlo porque se avecinan grandes oportunidades si se implementan estrategias nacionales para aprovecharlas; también hay amenazas al bienestar, si no hay un esfuerzo para resolver algunos desafíos de gran envergadura.
Las bellezas naturales de Costa Rica provocan una sensación de orgullo entre los habitantes y han servido como atracción para millones de turistas nacionales y extranjeros que visitan sus playas, bosques y montañas. Se han creado instituciones estatales para preservar estos recursos naturales, el MINAE y SETENA entre otros, pero hay que preguntar, ¿a la clase política realmente le importa el medio ambiente nacional?
Usando como criterio la campaña política actual pareciera que no les vale mucho. Todos hacen genuflexiones frente al temario, pero programas concretos y ofrecimientos reales de mejoría no aparecen.
No obstante el hecho de que varios de los ríos más importantes realmente son cloacas, que cada vez se usa más combustible para crear energía eléctrica, que se inunda Puntarenas cuando sube mucho la marea, y que las presas en las calles y carreteras crean un aire de calidad deficiente, no se oyen debates en la campaña actual sobre el tema del medio ambiente.
Se podría argumentar que los candidatos políticos no lo tocan porque a los votantes no les interesa, y en esa posición hay algo de razón, pero ¿no es obligación de un líder estar adelante, educando a sus seguidores y promoviendo y buscando soluciones?
Lamentablemente muchos de los nacionales que se declaran defensores del medio ambiente realmente no ostentan una perspectiva que permite el progreso hacia el uso generalizado de energía renovable, el canje de bonos internacionales de carbón y otras medidas de las que pudiera aprovechar el país.
Cuando a nivel mundial colapsó la izquierda ideológica, varios de los que promovieron las teorías de Georgi Plenajov pasaron a las filas “ecologistas” y estos predominan en las organizaciones ambientalistas ticas.
El “materialismo histórico” realmente no era una teoría del comportamiento humano, aunque se disfrazaba como una disciplina legítima en ciertas facultades de la Universidad de Costa Rica y la Universidad Nacional; más bien servía como una especie de plataforma de lucha social.
Estos ecólogos recién bautizados ahora se dedican a las luchas de siempre —el bloqueo de multinacionales que vienen a invertir en el país—. Ya no hablan del peligroso adelanto del “imperio yanqui” sino de la amenaza al medio ambiente de un nuevo puerto de contenedores, una mina de oro a cielo abierto, o de la exploración petrolera en el Caribe.
No se preocupan por los problemas nacionales. Ninguno de estos levantó la voz frente a la destrucción ambiental con la fallida construcción de la carretera Juan Rafael Mora en la ribera del río San Juan. Ninguno protesta por la contaminación provocada por Acueductos y Alcantarillados en los ríos nacionales.
Se necesitan líderes políticos de corriente principal que tomen el tema ambientalista.


Carlos Denton

[email protected]