“El teletrabajo nos trae incontables ventajas”
“Para que el teletrabajo sea exitoso es necesario tener un protocolo con el control del tiempo y disponibilidad, pero la comunicación con el personal siempre es vital”, dijo Carlos Wong, CEO de Intelligent Sense. Gerson Vargas/La República
Enviar

201606081926520.rec-6.gif
Disminuir costos de producción, contribuir con el medio ambiente y mejorar la productividad de los colaboradores, son las principales motivaciones para que la empresa desarrolladora de software y soluciones tecnológicas, Intelligent Sense, implementara la modalidad de teletrabajo desde el inicio de sus operaciones en el país en 2008.
La manera de “teletrabajar” en esta compañía consiste en que los colaboradores desarrollen las tareas desde su casa dos días a la semana —a solicitud del trabajador—, y rige para todo el esquema organizacional, ya que un 95% tiene cargos compatibles con el teletrabajo.

Además del ahorro energético, el teletrabajo permite a los colaboradores disponer de tiempo para una mayor relación con la familia, lo que disminuye las cargas de estrés y al mismo tiempo ayuda al descongestionamiento vial.
Aunque los horarios son flexibles, los trabajadores deben cumplir algunos requisitos, como contar con un equipo tecnológico y conexión a Internet, tener una vía de comunicación permanente con la jefatura y un espacio de trabajo condicionado, que puede ser inspeccionado por el departamento de salud ocupacional de la compañía.
“El teletrabajo es una relación de beneficio mutuo entre empresa y empleado, pues por un lado la empresa ahorra y el empleado mejora su estado de ánimo. Para nosotros es un respiro porque nos trae incontables ventajas”, manifestó Carlos Wong, CEO de Intelligent Sense.
Casi ocho de cada diez empresas privadas realizan teletrabajo en el país, según la consultora Manpower.
Del total de compañías que implementan este recurso, un 58% considera que la productividad aumentó, un 22% que disminuye y el restante 20% cree que se mantiene igual.
Por su parte, el restante 42% de las empresas consultadas por Manpower respondió que no implementaría el teletrabajo, pues piensan que las características propias de los puestos no se ajustan a las condiciones y requerimientos para realizarlo fuera del ámbito de la empresa.
El desinterés por hacerlo es la segunda razón esgrimida, la cual podría relacionarse con el temor de la pérdida de control sobre los trabajadores.
Sin embargo, un 87% de los negocios coinciden en conocer cómo funciona el teletrabajo y estarían dispuestos a aplicarlo mientras las condiciones laborales se ajusten a este formato.
Para que las tendencias de teletrabajo lleguen a todas las empresas o se optimice su uso, deben hacerse mejoras en aspectos como conectividad a Internet y se requiere mejorar el servicio a un costo razonable,
Además, es prioritario perfilar el modelo de teletrabajo que el país quiere y finalmente crear políticas públicas que fortalezcan la educación digital, según recomendaciones del Ministerio de Hacienda.


Ver comentarios