Enviar

Aparentemente el decreto para la restricción vehicular por días y placas, no contó con el debido fundamento técnico que lo sustente

El silencio del MOPT

La Ley de Tránsito vigente indica que la restricción vehicular cabe cuando se combinen el interés nacional, la conveniencia, oportunidad y otros factores, con el debido fundamento técnico.
Pero en el caso de la actual restricción del libre tránsito, que impide a los vehículos circular un día a la semana por determinadas zonas, según su número de placa, aparentemente a la hora de firmarse el decreto del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) no se cumplía a cabalidad con el debido fundamento técnico.
Los estudios que presentó este Ministerio como sustento para comprobar el beneficio de dicha restricción no serían tan contundentes, según lo detalla LA REPUBLICA el jueves a partir de documentos de los cuales posee copia.
Además, está en estudio la situación de un parte entregado por infringir el artículo 78 de la Ley de Tránsito, que sanciona el irrespeto a las señales verticales, a un vehículo que realizaba un recorrido en el que estas no existían, pero que fue detenido por la Policía de Tránsito porque circulaba por zona restringida para su placa ese día.
La falta de claridad en todo esto y la presunción de estar siendo engañada y sancionada indebidamente, ha llevado a una persona a la Unidad de Control de la Policía de Tránsito para que la situación se estudie.
Abogados constitucionalistas consultados por este medio consideran que las presuntas incongruencias existentes serían suficientes para apelar los partes e incluso para plantear la suspensión en la aplicación de esta medida.
Lamentablemente, las aclaraciones que los costarricenses desean no ha podido publicarlas este medio porque la Ministra de Obras Públicas y Transportes no respondió a los planteamientos que le hicieron nuestros periodistas hace ocho días. Es decir, que además de considerarse engañados los propietarios de vehículos se sienten también ignorados, sin respuestas.
No pareciera una buena práctica atender a la prensa solamente cuando sus preguntas son del agrado del funcionario interrogado. La población agradece que la prensa cumpla con uno de sus cometidos cuando comprueba que sus principales inquietudes reciben respuesta por medio de este trabajo. Pero esas respuestas a veces no llegan o se obtienen cuando ya la gente se ha cansado de esperar y se siente ignorada.
Ver comentarios