Enviar
El servicio oriental

Me encuentro honrado en este momento en Corea del Sur realizando una investigación sobre la gastronomía de este país, y no es posible aguantar la pluma para compartir algunos pensamientos que nos ayuden a ser mejores en nuestro país.
Empiezo con el tema del servicio, una serie de notas y actividades relacionadas con este viaje maravilloso que va unido a la iniciativa del Gobierno de Corea de dar a conocer su literalmente milenaria cultura gastronómica.
No es posible dejar de pensar en Costa Rica y nuestro nivel de servicio al ver lo que nos falta por incorporar, estoy de acuerdo que nuestro estilo de “hay más tiempo que vida” o “no se estrese viva feliz” y otras expresiones muy relacionadas con nuestra manera de ver la vida, nos hacen un país diferente y quizás con mérito “el más feliz del mundo”, sin embargo qué tal si pudiéramos combinar un poco las cosas y solo por “tantear” inyectar la pasión por el servicio que el pueblo de corea decidió incorporar (literalmente como estrategia) para poder competir en este mundo tremendamente “peleado”.
Estar en el restaurante y observar una absoluta atención al detalle de cada uno de los colaboradores que no se detiene en anticipar las necesidades es fascinante.
Será que nos falta competencia y deberemos sufrir un poco en este país del cual el genio de Constantino Láscaris decía que “no tenemos un sentido trágico de la existencia”, pues bien Corea tiene nada más y menos que 450 mil restaurantes en un país de 15 millones.
Almorzando con el chef más famoso de Corea y recientemente chef del Hotel Burj Al Arab de Dubái (El que parece una vela) me decía “hay que agregarle valor a la experiencia a cada instante”
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!
Ver comentarios