Enviar
Viernes 18 Septiembre, 2009

El rumbo que lleva el modelo de desarrollo de Costa Rica

En otro artículo, hace algún tiempo había escrito que en nuestro país se pasó de un modelo de desarrollo en que se potenciaba al sector público y al trabajador a uno donde se potencia al sector privado y al empresario. Al aplicar este modelo de desarrollo para nuestro país ya se dio la apertura en las telecomunicaciones, la apertura en seguros, se dio la concesión de puertos en el Pacífico y se está negociando la concesión de puertos en Limón. Se ha dado también un gran impulso al desarrollo turístico con inversión extranjera. Se pretende también dar un mayor impulso a la concesión de obra pública y el último evento es la propuesta para abrir el mercado de la producción eléctrica.
Nos debe llamar a reflexión sobre este modelo de desarrollo país, y hasta dónde se pretende llegar, si en realidad no se busca reducir sustancialmente el papel del Estado en la actividad económica.
El modelo de desarrollo no solo debe ser con base en lo propuesto por el Gobierno actual, sino que deben participar los otros partidos políticos y la sociedad civil, para que se dé una visión compartida de país del rumbo que debe llevarse.
Se debe propiciar un modelo donde la educación sea un elemento esencial, pues es fundamental para eliminar la pobreza.
Otro elemento fundamental es que se dé un desarrollo sostenible y sustentable. Nos preocupan los desarrollos turísticos y urbanísticos así como las obras por concesión, como la carretera a Caldera, que ya han provocado afectaciones al medio ambiente. Es básico un desarrollo respetuoso del medio ambiente que conlleve a una educación de los ciudadanos para que sean capaces de convivir en equilibrio con la naturaleza.
El modelo debe potenciar el crecimiento económico, pero especialmente debe lograr el desarrollo económico y por ende lo que algunos economistas denominan el desarrollo social, donde el desarrollo humano está muy ligado con el individuo y por eso es desarrollo y bienestar en aras del bien común y de una sociedad más justa.
Las acciones para promover el desarrollo del país deben estar orientadas a lograr que los avances en los procesos de innovación y las oportunidades de acceso a la educación, vivienda, crédito, tecnología, al conocimiento técnico y al dominio de las mejores prácticas estén disponibles para todos los costarricenses.
Se debe considerar otro elemento de trascendencia y es mejorar la competitividad del país, en esta era de la globalización y los tratados de libre comercio.
Es necesario tener presente al plantearnos el modelo de desarrollo que queremos, que el crecimiento económico, el bienestar social y la protección ambiental deben marchar unidos, en una relación permanente.
Finalmente, me permito traer a colación la poesía de nuestro recordado Jorge Debravo “Tenemos la obligación de luchar por un mejor destino para el hombre”... Por lo que es fundamental que los costarricenses a través de la sociedad civil tengamos una amplia participación en los acontecimientos que ya se están dando y manifestemos claramente nuestros criterios.

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor externo