Enviar

El reto: superar la primera fase

201405272228270.a4.jpg
Camerún, que llega con Samuel Eto’o como su estrella, tendrá como tarea avanzar a la segunda fase y no volver a despedirse en las primeras de cambio como en las ediciones anteriores.
Tanto que en Estados Unidos 1994, Francia 1998, Corea y Japón 2002 y Sudáfrica 2010 los llamados “leones indomables” se despidieron de las citas mundialistas tras jugar los tres primeros partidos.
De sus seis anteriores copas del mundo, Italia 1990 es el mejor recuerdo que tienen los cameruneses de una Copa Mundial, junto con las Olimpiadas de 2000 cuando se dejaron la medalla de oro.
En ese Mundial en el Viejo Continente, Camerún sorprendió en el partido inaugural a Argentina, defensora del título, para llegar hasta los cuartos de final, una primicia para un país africano, al ritmo de los goles de Róger Milla.
Desde entonces no han vivido sus mejores momentos, tras el Mundial de Sudáfrica el vestuario quedó dividido en dos bandos liderados por Eto’o y el jugador del Barcelona Alexandre Song, quien estuvo un año y medio sin vestir la camiseta verde debido a aquel enfrentamiento que ahora parece olvidado.
Ahora de la mano del veterano Eto’o, que apura para recuperarse de una lesión de su rodilla, será encargado de liderar una nueva generación que sueña con superar esta barrera, pero que primero deberá pasar por un grupo complicado donde enfrentará primero a México, luego a Brasil y Croacia.
Camerún es toda una incógnita, aunque se espera un equipo luchador, fuerte y veloz para ir al frente, o por lo menos es lo que promete su entrenador, Volker Finke.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios