Enviar
El reto de recrear los años 80
El rodaje de la cinta tica “Princesas Rojas”, que cumplió ayer una semana, tiene la minuciosa tarea de recrear el pasado

El ambiente de los años 80 se está reviviendo gracias a la filmación de la cinta tica “Princesas rojas”.
Dirigido por la cineasta nacional Laura Astorga, cumplió ayer su primera semana de grabaciones y su trama, en la que una familia migra de Nicaragua a Costa Rica, trajo al presente los recuerdos de hace más de 20 años.
El rodaje de ayer se realizó en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Costa Rica y se concentró en un día escolar de “Claudia”, la niña protagonista, quien es hija de importantes caudillos de los años 80.
La institución recrea al Colegio Castella.
Las largas enaguas por debajo de la rodilla, los peinados con colas de medio lado, libros de texto antiguos, zapatos fuera de moda y hasta cuadernos forrados con papel especial, fueron algunos de los objetos que traspasaron la línea del tiempo.
“La película tiene muchos detalles que la producción va incorporando y cambiando en cada locación para que no se vaya ninguna referencia al presente que pueda afectar su ambientación. Este cuidado requiere mucho equipo y es muy caro”, afirmó Marcela Esquivel, productora general de la cinta.
“Princesas Rojas” narra como Claudia, luego de llegar a su tierra natal Costa Rica, ve que sus padres crean un frente clandestino de apoyo a la Revolución.
La ambientación se extenderá a otras locaciones e incluirá hasta carros, un bus y muebles.
“La producción tiene que ir quitando rejas de las casas, cuidando el color de las paredes, porque en la época se usaban sobrios. También ver si hay cuadros, cambiar teléfonos y hasta el estilo de las perillas de las puertas”, afirmó Esquivel.
“Elegimos grabar en sitios y barrios que no están tan transformados con respecto a la época”, concluyó la productora.
“Princesas Rojas” demandaría un presupuesto cercano a los $500 mil, aunque en la actualidad sus productores están trabajando con un 30% de dicho monto.
El equipo todavía está buscando cosas de hogar y carros para seguir ambientando la cinta, y personas que quieran trabajar como asistentes de producción. Los interesados pueden escribir al correo [email protected]

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios