Enviar
El Real naufragó en casa
Con dos goles de Pato el Milán ganó el clásico europeo en la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones

Madrid
EFE

El Real Madrid no sabe, de momento, ganar encuentros ante rivales de entidad y eso lo volvió a demostrar ayer cuando cayó 2-3 con el Milán por el torneo de la Liga de Campeones de Europa.
En su primera prueba en Sevilla fue vapuleado por momentos. Ante un Milán, alejado del virtuosismo del pasado, encajó la segunda derrota. Dolorosa por graves errores individuales y por dejar escapar la oportunidad de sentenciar el grupo frente a un rival propicio.
Porque el Milán, pese a su triunfo, no es ni la sombra del equipo que fue. Solo el brasileño Pato, un diablo repleto de calidad, aporta algo de luz en un equipo que juega andando. Al ritmo de sus veteranos futbolistas.
Real Madrid y Milán se atraparon de inicio en un fútbol falto de ritmo. Se cumplían 15 minutos de tanteo, a ritmo de Kaká, con el Milán sin llegar a la portería de Iker Casillas y Granero probando a Dida. A su segunda intentona el disparo fue igual de blando, pero se encontró con un inesperado regalo del veterano portero brasileño.
Pensó Dida en sacar rápido en vez de asegurar el balón en sus manos y al lanzar la carrera se le escurrió. No podía ser otro. Raúl González. El que recogió el regalo y marcó a puerta vacía en el minuto 19, el 1-0.
El Milán se redujo en el primer acto a las carreras de Pato. Marcelo con un eslalon que culminó con un zurdazo que sacó como pudo Dida despidieron una discreta primera mitad.
Debía sentenciar el Real Madrid en la reanudación. Pero perdonaron Raúl y Kaká. Dos remates del capitán acabaron en manos de Dida, que sacó el guante izquierdo a un disparo cruzado de Kaká con aroma de gol.
Parecía muerto el Milán cuando la indiscutible calidad de uno de los veteranos dinamitó el partido. Sin la posibilidad de elaborar jugada, inventó Pirlo un latigazo a 35 metros que sorprendió a Iker Casillas. Reaccionó tarde y se encontró el balón cuando ya tocaba la red, en el 62.
Unos minutos de duda costaron caros al Real Madrid. Un error garrafal de Casillas dio la vuelta a todo. Acostumbrado a realizar paradas milagrosas, Iker dejó boquiabiertos a todos al medir mal en una salida a un pase largo y dejar a Pato marcar a puerta vacía el 2-1, en el 75.
Con Raúl sacando saques de esquina llegó el empate. Encontró a Drenthe en la frontal del área, que conectó un zurdazo ajustado al palo para empatar.
Había fe en la remontada, pero el Real Madrid se cayó como un castillo de naipes. Resucitó por momentos Casillas para sacar con el pie un disparo de Pato solo, pero nada pudo hacer en el último minuto cuando de nuevo el brasileño le fusiló a placer tras asistencia de Seedorf, en el minuto 88.


Otros resultados

Triunfo el Olympique. Un gol del argentino ex madridista Gabriel Heinze (min. 69) dio la victoria al Olympique Marsella en casa del Zúrich. Ambos conjuntos suman tres puntos y están a los mismos tres del Real Madrid y del Milán.

En Londres. El Chelsea prácticamente sello su pase a la siguiente ronda goleando a un Atlético de Madrid 4-0. Los ingleses suman nueve puntos en tres partidos, con tres por delante de un Oporto que precisó de remontar en casa ante el chipriota APOEL (2-1).

Manchester gana. Un gol del ecuatoriano Luis Antonio Valencia, a cuatro minutos del final, dio al Manchester United el triunfo en su visita al CSKA Moscú (0-1) y, con ello, le reafirmó en el liderato del Grupo B, con los tres encuentros ganados.

Otro juego. Además en el otro partido del grupo B, empate sin goles entre el alemán Wolfsburgo y el turco Besiktas, lo que refrenda en la segunda plaza a los primeros.

En el Grupo A. El Girondins Burdeos se llevó un sufrido triunfo en casa ante el Bayern Munich (2-1), al que arrebata la primera posición. Y a la Juventus le bastó un tanto del defensa Chiellini (min. 47) para batir al israelí Maccabi (1-0).
Ver comentarios