Enviar
El Real mantiene el pulso con el Barça

La Liga española sigue muy viva tras la espectacular exhibición de Cristiano Ronaldo en Son Moix, donde el portugués marcó tres de los cuatro goles en la victoria de su equipo ayer (1-4) ante el Mallorca.
El Mallorca tras la derrota, la tercera de toda la temporada en su campo, pierde a favor del Sevilla la cuarta plaza que da derecho a disputar la Liga de Campeones.
El Madrid quiso imponer sus galones desde el principio. Movió el balón con la pausa y el criterio necesarios como para sembrar serias dudas en un Mallorca.
Una vez arrinconados los nervios, el Mallorca demostró por qué está peleando por la Champions, primero, con un gol anulado al uruguayo Gonzalo “Chori” Castro (min. 5) por un fuera de juego muy ajustado, y poco después, con el gol de Aritz Aduriz (min. 15) que provocó una explosión de júbilo en las gradas.
Solo la velocidad endiablada de Cristiano Ronaldo sembraba el pánico en la defensa bermellona. El portugués apareció en el momento justo (min. 25) para empatar el partido.
Los jugadores de Gregorio Manzano se crecían al mismo ritmo que bajaba la autoestima de sus rivales. En dos ocasiones (min. 31 y 33) Iker Casillas evitó el segundo gol mallorquinista tras remates de Borja Valero y Castro.
Cristiano Ronaldo se encargó de volver a situar a su equipo en la estela del Barcelona al romper el empate 1-1 que reflejaba el marcador (min. 56). De nuevo, como en el primer gol, tras recibir un pase milimétrico de Sergio Ramos. Y en el min. 71, hizo el tercero para los merengues.
El Madrid se recreó en los últimos instantes Higuaín marcó el cuarto y el Mallorca asumió la derrota como algo inevitable.

Palma, España /EFE
Ver comentarios