Enviar
El queso Tilsiter

Este es un queso que va desde un color marfil, blanco, hasta tonos amarillo suave con muy pocos agujeros.
De sabor entre medio y fuerte, intenso, de textura firme, es un queso tradicionalmente semiduro, en la boca tiene hasta un ligero picor muy rico.
A pesar de que no se nos ocurre que a una tabla de quesos suizos le falte esta variedad, el queso no es originario de Suiza. La ciudad de Tilsit se encuentra en la zona de Prusia oriental. El asunto radica en que fue elaborado por inmigrantes suizos en el siglo XIX y después llevado hasta Suiza, actualmente se elabora en los cantones de Thurgau, St. Gallen y Zúrich.
El Tilsiter se elabora de leche pasteurizada de vaca, posee un contenido graso que oscila entre el 30% y el 60%.
Este es un queso muy versátil en la gastronomía, se puede usar en ensaladas cortándolo en cubos y en sándwiches también.
Para poder apreciar todo su sabor es recomendable comprar solo las cantidades de queso que se vayan a consumir en un corto periodo. Los quesos curados se conservan durante más tiempo que los tiernos.
Si no se dispone de una despensa con temperatura controlada, el queso puede mantenerse en la parte menos fría de la nevera (en los estantes de la puerta, por ejemplo). Siempre que se pueda, se ha de conservar en su envoltorio original o en papel de cera.
La mejor opción es el papel de aluminio, ya que permite que el queso respire.
En cuanto a maridaje, una cerveza oscura como una Bavaria Dark o una copa de vino Malbec.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!
Ver comentarios