Enviar
“El proceso de dolarización tiende a estancarse”
Esto concluyó Roy González, gerente del Banco Central, de cara a los últimos tres meses del año, quien además aplaudió la corrección inflacionaria y de cuenta corriente que se lograría en 2009

Víctor Sanabria
[email protected]

Las perspectivas para la economía costarricense se vislumbraban complicadas a inicios de este año. Sin embargo, si se quisiera hacer una especie de síntesis para los nueve meses que llevamos, se podría decir que el país ha enfrentando una situación positiva en términos de dos de los desequilibrios más importantes que registraba: inflación y el saldo de la cuenta corriente.
Y es que ya a estas alturas del año se empiezan a dar algunos indicios de lo que será la radiografía económica para 2009. Algo de lo que Roy González, gerente del Banco Central de Costa Rica, conversó con INVERSIONISTA.

¿Se cumplirá la meta anual de inflación establecida?
El banco se muestra confiado en que la inflación puede ubicarse en el rango de un 4% a un 6% que previó en la segunda revisión del programa macroeconómico. Eso no es solo positivo desde el punto de vista de la consistencia con las proyecciones del primer periodo, sino más importante es que se refleja la corrección de un desequilibrio económico fuerte.

¿Habrá igualmente una corrección en la cuenta corriente?
Este desequilibrio se ha venido ajustando con una contracción de las importaciones mucho más fuerte que la de las exportaciones, lo que efectivamente hace que el déficit proyectado de un 3,4% parezca ser un rango razonable. Es una cifra más tranquilizadora porque es un déficit que tendería a ser financiado con inversión extranjera directa.

¿Continuará el proceso de dolarización de la economía?
El proceso de dolarización tiende a estancarse, ya que las expectativas de variación cambiaria tienden a moderarse. De hecho, la última encuesta de expectativas de inflación y variación del tipo de cambio tiende a reflejar una menor expectativa de devaluación, lo cual sería interesante desde el punto de vista de la aparición de espacios para reducir las tasas de interés en colones.

¿Se vería entonces una reducción en las tasas?
Con la tasa de inflación proyectada es claro que las tasas de interés en colones reales son altas, y entonces uno quisiera ver un espacio para que estas tiendan a disminuir, pero ello está altamente marcado por las expectativas de variación cambiaria.

¿Contemplan hacer un cambio en los márgenes del sistema de las bandas cambiarias?
El banco nunca puede comprometerse con respecto a la modificación en el parámetro de las bandas. El último ajuste se dio porque el banco consideraba que el desequilibrio externo justificaba un mayor espacio de variación del tipo de cambio, una decisión que creemos que generó un resultado positivo. Pero hoy el banco no observa presiones para hacer ajustes en los parámetros de las bandas.

¿Cómo afecta un mayor endeudamiento del país a la programación de la política monetaria?

Efectivamente la política fiscal termina siendo de alguna manera un riesgo importante para el banco y para la gestión de la política monetaria, y es claro que si a la hora de formular su programa macroeconómico el Central se enfrenta con una gestión de política fiscal más expansiva, entonces va a tener que aplicar un ajuste monetario. Pero si la situación fiscal logra un tono menos expansivo, entonces el banco tiene que hacer un ajuste menos fuerte.



Ver comentarios