El primer gran paso
Andrés Imperiale ante Jonathan Hansen podría ser uno de los duelos que se repitan este domingo por la tarde. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Todavía queda camino para estar en la final, pero el primer gran paso será este domingo cuando se jueguen los duelos de ida de las semifinales.
La primera se puede resumir como la lucha entre “David y Goliat”, con Alajuelense como favorito de la serie ante Limón.
En el caso de la segunda, la palabra para definirla “paridad”, y así lo muestran las dos veces que se vieron las caras en este torneo, empate a cero en ambas.
Para los caribeños, sacar una victoria en casa será fundamental pensando en el juego en el Alejandro Morera Soto.
Los limonenses son la gran sorpresa. Su rendimiento ha mejorado conforme avanzó el torneo. Fueron muy fuertes en casa, el Juan Gobán, donde solamente los propios rojinegros pudieron sacar puntos.
El cuadro dirigido por Horacio Esquivel es una mezcla de experiencia y juventud, que muestra hambre de triunfo.
Pero en frente tendrá a Alajuelense, el superlíder, que busca volver a reinar. Los manudos se mostraron intratables gran parte del campeonato, pero han aflojado en el cierre, tanto que suman tres partidos sin ganar.
Los manudos no se confían, saben que Limón ya les complicó en el propio Morera Soto, donde se llevaron un punto y hasta estuvieron cerca de que fueran tres.
“Limón es un rival muy duro, pelea los partidos. No va a ser fácil. No hay nada escrito y todos empezamos de cero en semifinales”, afirmó Hernán Torres, técnico rojinegro.
Del otro lado, vuelven a toparse Saprissa y Herediano. Los dos últimos campeones del fútbol nacional han jugado partidos muy igualados.
Los florenses tienen a favor la ventaja deportiva —en caso de empate, avanza—, lo que hace en primera instancia que los morados sean los obligados.
El Monstruo fue el equipo que más goles anotó en la fase regular, pero también le anotaron mucho y quedó en deuda en los juegos importantes.
Eso lo tiene muy claro su técnico, Carlos Watson, quien fue ratificado ya para la siguiente temporada en el banquillo.
“No hay posibilidad de que un equipo ataque bien si no defiende bien. Si queremos ganar, hay que tener orden", afirmó el experimentado técnico.
Herediano, mientras tanto, busca acomodarse a la ausencia de una de sus principales figuras, Elías Aguilar, pero promete buscar la victoria y no ponerse a especular con el empate.
“Somos un equipo que sale a ganar en todas las canchas, sea de local o sea de visitante, así que  creo que vamos a salir hacer nuestro juego, a tratar de buscar un triunfo”, afirmó el delantero Jonathan Hansen.
Los florenses, quienes no tendrá en su banquillo a Odir Jacques, debido a que salió expulsado en el juego contra Belén, buscarán ante todo ser ordenados.
“Tenemos que estar bien parados, y saber a la hora que se puede golpear también a Saprissa”, añadió.
Golpear primero es fundamental y eso lo saben los cuatro equipos que están en la fiesta final del fútbol nacional.

Ver comentarios