Enviar
Sábado 17 Agosto, 2013

La elección del PLN en 2014 representa un evento singular, resultado de la dispersión de los partidos opositores y la ventaja que consolida su candidato Johnny Araya


El primer domingo de febrero

En febrero de 2014 nuestro pueblo acudirá nuevamente a las urnas; en su fase previa algunos hechos marcarán una gran diferencia respecto de procesos anteriores. Veamos:
a. Por vez primera vez las elecciones nacionales excluyen a las municipales. Los votantes recibiremos una papeleta para elegir presidente y vicepresidentes, y otra para legisladores, ello dado que las elecciones municipales se dejarán para medio periodo esta vez en 2015.
b. Los costarricenses residentes en el extranjero podrán votar empadronándose con cuatro meses de antelación ante el consulado correspondiente. Esta posibilidad es inédita y tiene la particularidad de que los electores así inscritos solo podrán sufragar para presidente y vicepresidentes.
c. La provincia de San José cedió una diputación ante el crecimiento poblacional de Heredia, de tal suerte que los heredianos elegiremos ya no cinco sino seis diputaciones.
d. El Partido Liberación Nacional se presenta, de acuerdo con las más recientes encuestas, con opciones para convertirse en el primer partido en ejercer un tercer mandato consecutivo.
En las elecciones anteriores, los candidatos municipales eran garantía de presencia de los partidos en todos los distritos; esta vez el esfuerzo de convencer recaerá sobre los candidatos a la Asamblea Legislativa y sobre los aspirantes a la Presidencia.
El TSE ha calculado que residen en el extranjero unos 50 mil costarricenses. Este dato pondrá a prueba lo mejor de los aspirantes a la presidencia en el uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y constituye todo un reto para el TSE y el Ministerio de Relaciones Exteriores.
Cualquier análisis crítico acerca de la integración de la Asamblea debe considerar que, bajo el modelo presidencialista que nos impone la actual Constitución Política, resulta imposible gobernar sin un partido que al menos tenga la mitad más en el Parlamento.
Este es un serio desafío para quienes aspiren a ejercer un mandato eficaz en el próximo cuatrienio y apunta a la confianza que inspiren en el elector las candidaturas provinciales a los 57 escaños.
La elección del PLN en 2014 representa para el país un evento singular, resultado de la dispersión de los partidos opositores y la ventaja que consolida su candidato el Ing. Johnny Araya.
La prueba de fuego que ha de encarar el Ing. Araya será mantenerse arriba en las preferencias a pesar de la actual administración y paliar el creciente descontento que se refleja en un abstencionismo galopante evitando una segunda ronda electoral.
Su mejor oportunidad la tendrá durante la Asamblea Nacional en agosto próximo, que ha de resolver sobre las fórmulas diputadiles; en esa elección democrática se han de definir aquellos perfiles que sean capaces de ofrecer lo mejor de su experiencia profesional, una hoja de vida destacada, un vínculo directo con las comunidades y un conocimiento adecuado y suficiente de nuestro entorno sociopolítico.
El primer domingo de febrero será diferente.

Edgardo Campos Espinoza
Representante del Sector Profesional ante Asamblea Plenaria PLN