El porqué de los descuentos
Enviar

Rótulos con porcentajes gigantes y diversas figuras en tonos rojos en los ventanales de los comercios indican la llegada del mes de setiembre y con ello el fin del periodo fiscal. Pese a la euforia de la época y los precios de locura el fenómeno tributario va más allá de los descuentos.

En el caso de nuestro país, la actividad agrícola en general, especialmente cafetalera, determinó que el año fiscal iniciara el 1° de octubre y concluyera el 30 de setiembre, sin embargo, existen empresas que tienen periodos fiscales diferentes, sobre todo multinacionales que quieren que todas sus sucursales cierren en la misma fecha y lo han solicitado a Tributación Directa como un periodo extraordinario amparados en el artículo 4 de la Ley del Impuesto sobre la Renta.

Para los comerciantes del costo de mantener inventario sin o con poco movimiento es muy alto, la temporada de descuentos permite convertir parte de estos inventarios en efectivo.

“Este efectivo hace fácil el enfrentar la inversión de capital para prepararse para las ventas del tercer trimestre. Además es un buen momento para darle la oportunidad a los clientes de hacer compras de variedad de productos que por lo general representan una inversión alta, a precios muy asequibles”, explicó Ileana Herrera, gerente de Mercadeo de Yamuni.

El cierre del periodo fiscal corresponde a los movimientos económicos de una persona o empresa, con el fin de calcular el ingreso obtenido por cada contribuyente.

“La ley establece cuáles rubros son deducibles como gastos, entre esos están el costo de la mercadería vendida y por eso al vender inventario ese costo pasa como gasto, mientras que la venta va a ingresos, cuando se hace un descuento se sacrifica un poco de utilidad pero resulta beneficioso, al reducirse el impuesto de renta del periodo fiscal correspondiente”, destacó Belisario Solís, especialista en derecho económico y financiero.

Otro asunto por el cual los comercios buscan deshacerse de su inventario, sobre todo las tiendas, es con el fin de dar paso a las nuevas colecciones, comentó Priscilla Castro, gerente de Mercadeo de Corporación Strena a cargo de las tiendas Adolfo Domínguez, Mango, Max Mara, Corte Field, Springfield, OVS y Women Secret.

Esta época representa una oportunidad para que el consumidor encuentre prendas y artículos de calidad que no necesariamente podrá encontrar en otra temporada del año, según Castro.

Además, se trata de un tiempo de beneficios compartidos, un momento bueno para los comerciantes, favorable para el consumidor y beneficioso desde la perspectiva del fisco, que aumenta sus ingresos, ya que al realizarse la venta de cada artículo se pagan impuestos de venta.

Pago del Impuesto Sobre la Renta
Según establece la Ley del Impuesto Sobre la Renta este debe presentarse mediante los medios de declaración jurada que establezca la Administración Tributaria dentro de los dos meses y 15 días naturales posteriores al cierre del periodo fiscal y sin importar el monto de las rentas brutas logradas, ni si se está exento total o parcialmente de ella, la declaración debe rendirse.