Enviar

Es necesario para la buena salud de nuestra democracia que siga existiendo un sistema de frenos y contrapesos en el Congreso

El necesario equilibrio en el Congreso

Aunque no se le nota muy buena salud en este momento a la llamada Alianza parlamentaria, que unió a los partidos de la oposición y les permitió tener por un año la presidencia de la Asamblea Legislativa, con todas las ventajas que esto conlleva, al punto de que una nota de este medio el martes anterior, sobre ese asunto, se tituló “Alianza parlamentaria moribunda”, tampoco sabemos con certeza si esta tendrá un futuro y cómo podría llegar a ser la misma.
De todos modos, es importante, haciendo recuento de lo ocurrido durante este año en el Congreso, tener claro que al margen de lo que ocurra con la Alianza como tal, es necesario para la buena salud de nuestra democracia y de la marcha de los grandes temas nacionales y la acción del gobierno en general, que siga existiendo un sistema de contrapesos.
Esto por cuanto dicho sistema es muy necesario para la labor fiscalizadora y para el sano debate de las diferentes ideas de los representantes de los costarricenses presentes en los partidos políticos.
No obstante, ese sistema de frenos y contrapesos debe estar fundamentado en el deseo de evitar los excesos o desaciertos en los que podría incurrirse de no existir, pero nunca en ejercer una oposición por oposición misma, nunca en un obstruccionismo egoísta o movido por intereses espurios.
A la luz de lo ocurrido pareciera que la Alianza parlamentaria ha funcionado bien a la hora de ejercer el control político, pero no logró acuerdos importantes para proyectos conjuntos. Esta experiencia debería servir como base para proyectar futuras acciones que abarquen todos los aspectos en los que debe trabajar el Congreso, y que a la vez provea mecanismos adecuados para impedir el obstruccionismo negativo al que hemos hecho referencia.
La bancada oficialista en nuestra Asamblea Legislativa debería contar siempre con la posibilidad de proponer y trabajar en los proyectos que considere necesarios para el mejor modelo de desarrollo para el país, sabiendo que tendrá en la acera de enfrente a una oposición, llámese o no Alianza, capaz de debatir, de oponerse a lo que considere equivocado con las mejores armas que son siempre los argumentos, y eficiente en la tarea de ejercer el control político, de mantener a punto el sistema de frenos y contrapesos que garanticen el mejor desenvolvimiento democrático.



Ver comentarios