Enviar
Luis Fishman, candidato presidencial de la Unidad Social Cristiana afirma que la polémica campaña está dando buen resultado
“El menos malo es responsabilidad mía”
• Socialcristiano asegura que el siguiente Congreso tendrá entre 12 y 15 diputados rojiazules

Carlos J. Mora
[email protected]

Sin importar lo que eso signifique para su propia imagen ni para la de sus contendores, él no titubea al describirse como “el menos malo”.
En una entrevista con LA REPUBLICA Luis Fishman, candidato presidencial de la Unidad Social Cristiana (USC), aseguró que la polémica campaña publicitaria está dando resultados favorables tanto a su imagen como a su partido.
De igual modo conversó sobre sus apreciaciones de la política nacional y propuesta de gobierno.

¿De quién fue la idea del anuncio del menos malo?
Vino por dos vías, una propuesta de Giovanni Bulgarelli, quien trabaja con nosotros desde enero, y de las manifestaciones que yo venía recibiendo a lo largo y ancho del país. Fue una propuesta ligada al concepto que se usaba en todo el país en virtud de cientos de visitas que he hecho, donde he visto que la mayoría de los costarricenses tiene un desencanto con la clase política.

La campaña ha causado reacciones en varios sectores; incluso en sus contendores generó molestia porque los tacha de malos….
No fue la intención, deberían molestarse si les dijera algún insulto, pero por ahí no va mi campaña.
El menos malo es responsabilidad mía, y es la manera como hemos dirigido la campaña y la reacción de la gente es extraordinaria, todo el mundo corea las canciones, porque es un acto de sinceridad y humildad.

¿Cree que la campaña le ha dado resultados?
Yo difiero de lo que dicen las encuestas, el partido está unido, creo que las encuestas no llegan a los lugares donde tenemos fortalezas; por eso digo que la única encuesta válida es la del 7 de febrero.

¿Cuántos diputados apuesta a tener la USC?
Entre 12 y 15, el Congreso va a estar atomizado, yo creo que la gran sorpresa electoral seremos nosotros.

¿Ha hablado recientemente con Rafael Ángel Calderón?
No, no he hablado con él recientemente.

¿Por qué, si cuando él renunció a la candidatura dijo que iba a apoyarlos a usted y al partido?
Él está apoyando básicamente a doña Gloria (Bejarano de Calderón) en su campaña para diputada.

¿Cómo está financiando la campaña si los bancos no le están prestando dinero?
Con hipotecas mías.

¿No le da miedo?
No, no estoy tampoco poniendo en riesgo mi patrimonio.

¿En un gobierno socialcristiano propondría una reforma fiscal?
Claro, donde los ricos paguen como ricos y los pobres no paguen. Esto suena demagógico, pero no es así.
Aquí la tasa impositiva sigue siendo baja y la evasión es enorme.

¿Qué tipo de impuestos propondría?
Las cargas impositivas a ciertas ventas se pueden revisar, además de los casinos y la banca privada; estos últimos han sido los grandes beneficiados en los últimos años.
Además debemos revisar el impuesto de ventas y también el de las ganancias.

¿Cómo cataloga el manejo del Banco Central en esta administración?

Complaciente hacia ciertos sectores. En este gobierno el Banco Central ha favorecido a la banca privada y a quienes se benefician del sistema de las bandas.

¿Entonces en su eventual gobierno apostaría a revertir el sistema cambiario?
Nuestro sistema tiene que apostar a la flotación de la moneda, que sea administrada.
Las bandas no han cumplido el propósito que se esperaba en Costa Rica.

¿Cuál sería su política en el manejo de la inflación?
Ese sigue siendo el peor de los impuestos, tenemos que bajarla, no simplemente secando la economía, se debe plantear como un gran reto a bajar.

¿Cuál es su planteamiento en infraestructura?
Esto debe ser un plan país, y no uno de cuatro años, como en el resto de las áreas, ya sea salud, educación y otras.
Nuestras propuestas concretas son agarrar el centro de San José y sacar las paradas de los buses e implementar un sistema de tranvía.
Tenemos que pensar en un aeropuerto en la Zona Sur y modernizar el de Limón.

¿Cree en la concesión?
Creo en concesiones justas, no de tigre suelto contra burro amarrado.
Hay que darle los recursos necesarios a la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva). No estoy de acuerdo con la concesión de estos puertos.

¿Cómo reactivaría un gobierno suyo la industria del turismo?

Tenemos que promover el turismo nacional, hay que enfocarse en este mercado para no estar dependiendo de los vaivenes de los mercados internacionales, que en casos de crisis nos traen consecuencias.
Creo además que se requieren políticas fuertes con las aerolíneas; yo prefiero sacrificar algunos proyectos y subsidiar a compañías aéreas europeas y estadounidenses para que vengan al país y que ellas sean las que también nos promocionen como destino.

¿Qué otros sectores empresariales impulsaría?
A todos, creo en el modelo de las zonas francas, por eso voy a impulsarlo y sobre todo en las zonas de menor desarrollo del país.

¿Cómo incentivaría el empleo?
Por medio de la banca, los mejores clientes deberían ser premiados, y esto es un incentivo que generará empleo.
Pero también dar facilidades de crédito a los pequeños y medianos empresarios y a los jóvenes.

¿Cuál es su visión de la agricultura?
Retomarla, hacer lo que no hizo Óscar Arias. Tenemos que volver los ojos a la tierra. Hay que garantizarles a los agricultores precios de sustentación y cadenas de mercadeo, donde no solo se beneficien los intermediarios.
Tenemos que incentivar la compra de productos nacionales, ayudar a los agricultores a sacarlos de sus tierras y a que los coloquen.
Además, estamos en deuda con ellos y debemos buscarles diversas formas de financiamiento.
Vamos a reformar completamente el sector agrario y darle la importancia que merece.
Ver comentarios