Enviar

El Lado Oscuro de la Fuerza

Era imposible no comentar esta semana, acerca de la compra de Lucasfilm (empresa fundada por George Lucas, creador de Star Wars),  por parte de Disney.  Empezando por la cifra pactada de 4,05 millardos de dólares, que a juicio de algunos analistas, podría considerarse un precio muy atractivo de compra.
Para darnos una idea de la cifra, haciendo unos cálculos simples, representa cerca de 1,5 veces el flujo de caja de Disney, lo que puede interpretarse como que la empresa necesita de año y medio de operaciones para cubrir lo pagado por Lucasfilm.  El atractivo real de la compra es que no sólo se adquiere una de las empresas con mayor desarrollo en el ámbito de la producción de efectos especiales y sonido (ganadora de varios premios Oscar), sino que además maneja dos de las franquicias de mayor éxito en la historia del séptimo arte.
Para Disney la adquisición se revertirá en una mejora sustancial del sonido de sus producciones, así como de los efectos especiales, con esto la empresa consolida su integración como productor, distribuidor y comercializador de productos de la industria del entretenimiento. 
La anterior es la visión que manejan muchos de los analistas y que contribuyó a que la acción se mantuviera al alza en los últimos dos días ganado algo más de 1% y con expectativas de acercarse al 3% en los próximos días.  Nuestra opinión es que el valor de Disney se verá incrementado por la consolidación antes planteada, antes que por la anunciada producción de una nueva trilogía de Star Wars.
El lado oscuro de esta historia radica justamente en las franquicias de Indiana Jones y Star Wars, ambas son susceptibles de ser explotadas y de hecho, ya Disney había hecho planes para coproducir y distribuir una nueva versión de la trilogía de Star Wars y, continuar explorando con la de Jones; sin embargo, hay dos elementos que desde el anuncio de la compra, han estado retumbando en las redes sociales.
Indiana Jones es manejable, los fanáticos verían con agrado nuevos episodios de la franquicia, así como ha ocurrido con Spiderman, pero la Saga del Maestro Yoda, es otra historia, el llamado universo expandido de Star Wars, cuenta con material suficiente para producir 10 trilogías más, pero este “universo” ha sido y continúa siendo minuciosamente escrutado por los fanáticos (Si Ud. sabe quiénes son Jaina y Jacen, sabe de lo que estoy hablando), por lo que cualquier alteración al espíritu original, podría ser catastrófico.  Esto lo vivió en carne propia J.K. Rowling, al escribir el último libro de la saga de Harry Potter.
Las redes sociales ya están colmadas de comentarios de gente influyente en el medio, de que Disney podría suavizar el espíritu de confrontación que siempre ha manejado Star Wars, para poderlo comercializar masivamente y esto es lo que los analistas vemos negativo y por lo cual consideramos que la empresa pudiera perder valor y lo que nos lleva a recomendar cautela en la inversión en esta acción. Que la fuerza los acompañe!!!

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta

 

Ver comentarios