Federico Malavassi

Federico Malavassi

Enviar
Jueves 2 Julio, 2015

Es indispensable entender cuál es el contenido real del juramento de la chancha

El juramento de la chancha

Con la chanchita en manos, elevada al cielo cual objeto sagrado, el Presidente juró proteger a los productores nacionales.
Y aquí empezamos nuestra propuesta de análisis. ¿Se trata de un grupo especial de productores o de todos los productores? ¿Se trata de los productores que participen únicamente en el mercado interno o de todos los productores? ¿Se trata de protegerlos únicamente de la competencia extranjera o se trata de protegerlos de la burocracia, la tramitopatía, las interpretaciones torcidas de la ley y de los actos del gobierno?
¿La protección será contra legem o únicamente dentro del marco legal? ¿La protección acometerá de manera contundente el tema del costo de la energía o se volverá humo como las otras veces que se ofreció resolver el asunto? ¿La protección incluye resolver con oportunidad y eficiencia el tema de la infraestructura pública o no?
¿El ofrecimiento de protección también trata de la apertura de mercados en el exterior o se trata de una promesa pequeñita y limitada? ¿La promesa de protección también trata de un adecuado marco tributario o no incluye este asunto? ¿El ofrecimiento de protección se refiere también al Estado de Derecho o trata únicamente de forzar la interpretación de las normas e instituciones? ¿El juramento de protección pasa por respetar el Derecho de la Constitución, sobre todo aquellas normas que amarran al Estado a un presupuesto equilibrado, o no trata de ello?
Es indispensable entender cuál es el contenido real del juramento de la chancha. Si se trata únicamente de una expresión complaciente con los regalitos recibidos de los manifestantes o si se trata de una política integral y bien concebida.


Igualmente, resulta importante determinar si solo tienen derecho los productores agrícolas que quieren mercado cautivo o si es un tema incluyente que también ha tomado en cuenta a los agricultores que exportan, que pagan sus impuestos, que dan miles de empleos y que se hallan en la formalidad y que están en riesgo por las decisiones gubernamentales.
Asimismo, resulta esencial definir si se incluyen todos los productores de exportaciones no agrícolas, que diariamente venden en mercados internacionales y que son fuente de empleo de miles y miles de costarricenses que dependen del buen desempeño de nuestras autoridades en relación con los convenios y tratados firmados.
De igual manera, resulta muy interesante determinar si el juramento significa que el gobierno tratará a todos con igualdad y respeto o si algunas empresas y productores solo recibirán el choteo y burla del ministro de comunicaciones.
Del mismo modo, es elemental informar si toda la industria de servicios de diversa naturaleza está incluida dentro del concepto de productores usado en el juramento o es un juramento excluyente.
La noticia no contiene el texto expreso del juramento en cuestión. No se pudo determinar si se cerró con un “juro por la chancha” o si se trata de una agarrada de chancho.

Federico Malavassi