Enviar
Sábado 2 Noviembre, 2013

“Los padres y madres de la Patria” no escuchan el clamor de sus hijos e hijas, les dan la espalda, para que se les haga justicia pronta y merecida para la dignificación del sector Educación


El IVM y el Magisterio Nacional

Desde 2009 se encuentra en la Asamblea Legislativa, un proyecto de ley que busca trasladar aproximadamente a 4 mil funcionarios del sector Educación, del Régimen de Pensiones de Invalidez, Vejez y Muerte de la CCSS hacia el Régimen Natural de Pensiones del Magisterio Nacional. Dicho proyecto se ha denominado “Justicia merecida”. Esto por cuanto le devuelve al trabajador del sector Educación un derecho de pertenencia al Magisterio Nacional.
¿Por qué los funcionarios desean devolverse? Porque entre 1993 y 1997, se hablaba de un Régimen Único de Pensiones, en el cual se iba a incluir a todos los otros regímenes; sin embargo, solo el de Educación fue considerado.
La cotización entre del IVM era del 2,67% mientras la del Magisterio estaba entre un 10% a un 14%. Estos funcionarios tienen, necesariamente que reintegrar la diferencia de cuotas al Estado. Esto hace que a algunos les pueda convenir trasladarse y a otros mantenerse en el IVM; para lo cual cuentan con un período de 18 meses para tomar la decisión.
Esto se debe a una cuestión de edad, tiempo de laborar y cantidad de dinero a devolver. Así mismo, las condiciones del IVM sufrieron una modificación en cuanto al Reglamento en 2005.
El proyecto se encuentra en los primeros lugares de la Comisión Plena Primera, la cual está conformada por 19 diputados (ocho PLN – tres ML – tres PAC – dos PUSC – uno FA – uno Independiente).
En este momento está en la etapa de discusión de mociones. Sin embargo, algunos diputados se han dedicado a aplicar todas las prácticas dilatorias que les permite el Reglamento Legislativo, incluso lo han avocado, con la intención de ir retrasando su discusión, para no asumir el costo político que esto significa ante la opinión pública y el sector Educación. Se han dedicado a pedir documentos para, con discusiones estériles, ir dándole al proyecto 17561 un entierro de lujo, ya que al no entrar a discutirlo tampoco, se dedican a conocer otros no menos importantes.
Por todo eso se puede determinar que, terminando su periodo ordinario en noviembre, quieren irresponsablemente llevar esto para que sean otros diputados los que asuman esta responsabilidad.
A pesar de esto, los diputados y diputadas que dicen ser “Los padres y madres de la Patria” no escuchan el clamor de sus hijos e hijas, les dan la espalda, para que se les haga justicia pronta y merecida para la dignificación del sector Educación.
Pero sí los buscan en todos los pueblos y rincones del país, para que se les ayude como miembros de mesa, jefes de escuela, fiscales y lleven electores en sus vehículos a favor de la representación de sus colores políticos.

Marco Vinicio Flores Arroyo
Coordinador Nacional de la Comisión Interinstitucional de Pensiones